Lo que está detrás del aumento del Impuesto de Matriculación

Además de ajustar algunos impuestos para vehículos a combustible y promover el uso del ferrocarril para transportar mercancías, el plan gubernamental apunta a la promoción del vehículo eléctrico para disminuir la contaminación.

Detalles de los nuevos impuestos de matriculacion

Una serie de medidas se están estudiando para que en las ciudades más significativas en cuanto a su demografía se refiere se minimice el uso del vehículo particular. La intención del plan gubernamental es frenar la contaminación que existe en las urbes más importantes de España y simultáneamente promover la utilización del coche eléctrico.

La reducción de coches privados con este programa se espera que en un plazo de poco más de diez años dejen de circular al menos 3 vehículos de cada 10, mientras se aspira a que en las rutas interurbanas el porcentaje se reduzca anualmente poco más del uno por ciento.


Estiman que este plan coadyuvará a que se desarrolle más el trabajo a distancia a través de Internet y videoconferencia, que se comparta el uso del coche y que se estimule medios de transporte sin motor como la bicicleta e incluso la marcha.

En este sentido, el Ejecutivo español, con Pedro Sánchez a la cabeza, plantean una reforma del Impuesto de Tracción Mecánica y el Impuesto de Matriculación para penalizar a los coches de combustible y hacer avanzar la migración de los conductores hacia el vehículo eléctrico.

Actualmente los coches que emiten 120g/km de dióxido de carbono o menos no son imponibles, mientras que al adquirir aquellos que tienen emisiones contaminantes de más de 120 hasta los 160 gramos por kilómetro se debe pagar 4,42% de impuestos, 9,75% de impuestos pesa sobre los que emiten de 160 hasta los 200 g/km y finalmente casi un 15% los que contaminan la atmósfera con 200g por kilómetro de CO2.

Por esta razón, el gobierno pretende enfocarse en los vehículos que consumen menos para aplicarles el Impuesto de Matriculación, para ello se prevé poner al día los rangos de emisiones para que los precios de los coches de combustible sean similares a los eléctricos.

Medición de emisiones de CO2

El año 2021 es el límite del período de mora que ha fijado el Ministerio de Industria para iniciar los cálculos de las emisiones contaminantes de los vehículos con el nuevo sistema WLTP, que viene a sustituir el NEDC que data de la década de 1980. Este sistema (WLTP) se implantó luego de que se revelara que la empresa Volkswagen instalaba en sus unidades un software para evadir los límites de dióxido de carbono en los controles de emisión de gases.

Con este nuevo método de medición para las pruebas de gases de escape se proporcionarán datos más reales mediante un análisis más riguroso que el anterior sistema, por lo que los niveles de emisiones serán más elevados. Este cambio traerá como consecuencia un incremento en los impuestos recabados en esta área.

Sobre el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica, basados en los caballos de vapor fiscales, el Ejecutivo pretende convertirlo en un tributo relacionado con la emisión de contaminantes tomando como guía la norma Euro para sancionar a los vehículos menos recientes y que emiten más gases contaminantes.

Europa también actualizará sus impuestos

Tomando como base los compromisos adquiridos relacionados con el cambio climático para los próximos 30 años, Europa también trabaja en modificar los impuestos ambientales teniendo como referente las emisiones de dióxido de carbono, pero también se han empezado a estudiar la implantación de gravámenes sobre las emisiones de NOx: los óxidos de nitrógeno, una combinación de gases (NO y NO2) que destruyen el ozono de la extratósfera.

El gobierno de Sánchez prepara una estrategia comunicacional para ofrecer información sobre el vehículo eléctrico, los costos y la ubicación de los puntos para recargar la energía, además de carteles donde se comparen las opciones de combustible existentes y así orientar a los conductores al momento de comprar.

También, se plantea ejecutar programas para que tanto particulares como empresas adquieran vehículos eléctricos y dar un impulso al establecimiento de puntos para recargar este tipo de autos en estaciones de servicio y núcleos de trabajo.

El proyecto de Ley de Cambio climático estima que más de mil estaciones de gasolina deberán poner puntos para cargar coches eléctricos, sin embargo, aún se discute de cuantos kilovatios debería ser la potencia de estos.

Así mismo, entre los objetivos de este proyecto está el fomentar aún más que las mercancías se lleven de un lado a otro a través del transporte ferroviario, tal como prevé el Plan Integrado de Energía, pero ello no es una tarea sencilla, primero el gobierno ha pensado en impulsar la creación de infraestructura para el ferrocarril moviendo inversiones en este sector.

Por otra parte, a través de la carretera se autorizará a que los vehículos de carga transporten hasta 44 toneladas y puedan tener una altura de 4,5 metros, con el fin de que menos vehículos circulen en las vías.

Otro de los puntos de este plan es que cerca del 80% del consumo eléctrico se satisfaga a través de renovables que se empezarán a colocar en dos años, además se quiere estimular a los localidades para se integren a los proyectos renovables.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...