¿De verdad es más rentable el coche eléctrico que el de gasolina?

La rentabilidad es uno de los factores más importantes si deseas adquirir un coche. Aquí los analizamos.

¿Cuál es el tipo de coche más rentable?

Esta es sin duda una de las interrogantes más interesantes en relación con el mundo automovilístico. Se trata de determinar un factor importante: rentabilidad. Actualmente aunque existen vehículos de todo tipo, unos más beneficiosos que otros.

Si bien los avances tecnológicos y la alta ingeniería automotriz han diseñado motores de combustión más rentables y ecológicos al parecer los vehículos eléctricos siguen siendo más rentables.

Sin embargo, para conocer con exactitud las ventajas y desventajas de ambos modelos lo mejor será desarrollar sus cualidades y versatilidades en función de su precio y rentabilidad futura.

Los vehículos de combustión necesitan un químico especial para funcionar, se trata del combustible. Una sustancia de elaboración compleja que, en función del coche, producirá ciertos contaminantes al medio ambiente.

Por otro lado, están los automóviles de funcionamiento eléctrico. Es decir, operan mediante baterías. Su funcionamiento es libre de contaminantes y su aceptación en el último periodo ha ido en aumento.

No obstante, existen algunas dudas con respecto a la rentabilidad de ambas partes. Si bien el precio actual del combustible no es muy amistoso, tampoco lo es el del recibo eléctrico.

Esta es una de las razones principales que ha hecho debatir entre un modelo y otro. Hoy expondremos los puntos más importantes a favor y en contra de ambos estilos.

Si quieres saber cuál de estas opciones te ahorrará más dinero, has llegado al lugar indicado.

Rentabilidad: fuente de energía

La diferencia entre ambos conceptos es extensa, pero su principal fuente de energía será la que determine cuál medio ofrecerá beneficios a corto, mediano y largo plazo en materia de versatilidad y rendimiento.

En estos momentos el bajón en los precios del petróleo en los principales mercados financieros ha contribuido a un respiro momentáneo a los propietarios de vehículos a combustión.  

En los últimos doce meses el rango de precio por el barril de petróleo ha oscilado en unos 45 dólares. Sin embargo, la a Agencia Internacional de Energía (IEA) prevé que para el 2020 el alza en los precios del petróleo será inclemente. Se estima que para ese entonces un barril de crudo estará en 80-90 dólares.  

Relación de precios: gasolina

Dicho esto, lo ideal será valorar el precio de la gasolina en un plano general. A nivel mundial, el precio por un litro de gasolina ronda los 1,02 dólares. A esto se le suma la capacidad de rendimiento según el tipo de latitud.

Sin embargo, en Venezuela el precio por litro de combustible es bajo. Se estima que para obtener un litro de gasolina en el país caribeño su costo será de apenas 0,02 dólares.

Por otro lado, el país con el mayor índice de precio por litro es Holanda. El costo de un litro de gasolina está alrededor de dos dólares.  Este es uno de los factores que determinan la rentabilidad del coche. Lo que para unos es rentable para otros no tanto.

Es por ello que en Holanda la adquisición de un coche eléctrico es más razonable; mientras que en Venezuela y otras regiones del mundo es todo lo opuesto.

España también figura entre los países con mayor costo de combustible por litro, seguida por Malta y Eslovenia. Un litro de gasolina equivale a 1,18 euros.

Relación de precios: electricidad

Si bien las tarifas por consumo eléctrico también son costosas, es posible que el equilibrio en el precio sea más conveniente. La Eurostat calcula que 20,8 euros equivalen a un total de 100 kWh. Sin embargo, el costo dependerá de cada país.

Por ejemplo, algunos de los países que conforman la Unión Europea poseen parámetros de costo distinto.  Estos son:

  • Dinamarca, 30,4
  • Alemania, 29,7
  • Irlanda, 25,4
  • España, 23,7
  • Bulgaria, 9,0
  • Hungría, 11,5
  • Malta, 12,5

El ahorro económico que genera un auto eléctrico ronda en los 7,5 euros por cada 100 kilómetros.  En horario nocturno, el rendimiento será de 15 kWh/100 km. Es decir, los vehículos eléctricos consumen 1,5 euros mientras que sus parientes a combustión un total de 8,45 euros.

Términos de mecánica

Los vehículos eléctricos tienen la misma posibilidad de estropearse como los de combustión tradicional. Sin embargo, la diferencia para ambos estilo radica en los elementos de ensamblaje y al mercado comercial.

Para los coches eléctricos conseguir piezas será más complicado y costoso que para los autos tradicionales. A esto se le suma un incremento en los servicios de asistencia especializados (talleres).

Incentivos para la compra

Los incentivos para la adquisición de los vehículos eléctricos son diferentes a los de un coche convencional. En este caso, los coches eléctricos cuentan con pólizas más económicas, reducción de impuestos, matriculación e incluso circulación.

Los incentivos fiscales son uno de los principales puntos a favor. Los propietarios de estos modelos contarán con ciertas ventajas importantes.  Esto se debe al interés colectivo, social y ambiental.

Por ejemplo, a los ayuntamientos les interesan más los vehículos que no generen emisiones contaminantes que perjudiquen el medio ambiente. Esto provoca que la compra de los autos eléctricos genere bonificaciones en las cuotas de sus tasas.

En Madrid, los descuentos ofrecidos a sus impuestos son de un 75%, un buen incentivo para persuadir a los posibles propietarios.  

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...