Cómo comprar coches embargados

coche embargos

En nuestro blog hemos hablado ya en varias ocasiones de cómo ahorrar dinero comprando coches. De hecho, hace unos días publicábamos una completa guía sobre tasación de coches. Sin embargo, si lo que tienes en mente no es comprar o vender tu coche en el mercado de particulares, ni tampoco en el de los intermediarios y fabricantes, sino que pretendes hacerte con un vehículo embargado, entonces deberías tener en cuenta los consejos que te vamos a dar hoy. En este caso te vamos a contar cómo funcionan las subastas, qué tipos de subastas hay, y cómo hacer para que las probabilidades de éxito sean más altas.

Pero nuestra intención es la de que tengas toda la información disponible a tu alcance sobre los coches embargados. Por esto también vamos a hacerte algunas recomendaciones que debes tener en cuenta como por ejemplo las deudas, las revisiones y otros detalles que no siempre se exponen cuando se acude a una subasta pública o privada. Tanto si estás ya enterado de las normas bases para participar en ellas como si eres nuevo  en el mundo de los coches embargados, la información que viene a continuación te va a resultar muy práctica.

Coches embargados: preguntas frecuentes sobre ellos

¿De dónde vienen los coches embargados?

Los coches embargados proceden de las órdenes judiciales que emiten los jueces ante impagos, multas, sanciones o delitos cometidos por su propietario. Precisamente esa es la característica que comparten todos los coches de este género. Sin embargo, como verás más adelante, las subastas de estos coches pueden ser públicas o privadas y hay condiciones diferentes en cada uno de estos procesos.

¿Quién subasta coches embargados?

Los coches embargados los pueden subastar entidades públicas o privadas. Hay que tener en cuenta que para que se haga la subasta de un coche embargado precede una orden judicial embargado ese bien y entregándolo a un tercero que es a quien ahora corresponde.

¿Quién puede optar a una subasta?

A una subasta puede optar cualquier persona física o jurídica que respete los plazos del proceso de subasta y haga una oferta conforme al procedimiento establecido para ésta. Se establece como condición un depósito que se recuperará si se pierde la subasta y no se devolverá en caso de que se gane la puja pero no se proceda a pagar el precio del bien completo.

¿Qué condiciones se exigen para pujar por coches embargados?

No se exigen más condiciones que las que se comuniquen en el proceso de subasta. Eso sí, al existir distintos tipos de subastas no en todas se hará pública la puja por lo que si se quiere tener mayor probabilidades de éxito se debe estudiar bien el precio máximo que podrían ofertar otros compradores y ponerse un límite.

Particularidades de las subastas: subastas públicas y privadas

coches embargados

Como adelantábamos en los párrafos superiores las subastas de coches embargados pueden ser públicas o privadas. En realidad, dentro de las privadas, cualquiera puede llevar a cabo subastas de bienes. En el caso de las privadas, te sorprendería saber cuántas son las Administraciones que disponen de coches embargados. Ya sea por impagos de impuestos, por sanciones o por el hecho de que se han abandonado esos vehículos, en algún momento se decide proceder a deshacerse de ellos.

¿Cómo hacerse con un coche embargado?

  1. El primer paso a tener en cuenta si pretendes comprar un coche embargado es precisamente el de enterarte de las próximas subastas. Todas las redes públicas y privadas publican las suyas, aunque depende de ti enterarte de las condiciones. Si de verdad te interesa este tema, te conviene contratar uno de los servicios online que te alertarán de todas las que hay en tu provincia.
  2. Antes de pujar por el coche embargado que te interesa puedes generalmente inspeccionarlo. Sin embargo, en las subastas públicas llama la atención la peculiaridad de que no te dejarán hacer más que una inspección ocular. No se permite bajo ninguna circunstancia una inspección para entender cómo está por dentro ni en cuanto a su mecánica.
  3. Una vez has localizado la fecha y hora de la subasta debes reunir el depósito y hacer una puja. En ocasiones las pujas son en sobre cerrado, en otras, se hace una subasta pública.
  4. Si has ganado la puja, dentro del ente en donde se haya llevado a cabo la subasta te indicarán el procedimiento a seguir para abonar el coche embargado y quedarte con él. Recuerda que al firmar como nuevo propietario del vehículo serás responsable de las deudas que pudiera tener sobre éste.
  5. Por último, tendrás que abonar el llamado impuesto de transmisiones y pagar las tasas de Tráfico para poner el coche a tu nombre.

Algunas recomendaciones antes de comprar coches embargados

subasta coches

Los coches embargados pueden ser una gran opción para aquellos que deseen un vehículo a precio bajo. Pero también pueden convertirse en un verdadero problema para quien puja sin entender bien las consecuencias. De hecho, por un lado, los coches que no pueden inspeccionarse podrían presentar graves fallos en la mecánica o requerir de costosas reparaciones para su puesta a punto. Con esto, podrías perder dinero si al final sumando todo el gasto no compensa el precio del vehículo en el mercado. Pero esto no es todo. Las cargas que pueden pesar sobre el vehículo pasarán a ser de tu propiedad. Por esa razón, antes de acudir a una subasta de un vehículo embargado debes investigar acerca de las posibles deudas que pesen sobre él. Solo conociéndolas de antemano podrás hacer una puja que aún pese a ellas, pueda compensarte la compra.

Hay muchos expertos en subastas que podrían hacer todos estos procesos por ti. Eso sí, tendrás que pagar la comisión correspondiente y en ocasiones, incluyéndola no acabas obteniendo un precio tan interesante por el coche embargado. Por esa razón, conviene analizar todas las posibilidades antes de acudir a una subasta. Ni son tan fantásticas como algunos piensan que lo son, ni tampoco ocasionan tantos problemas como otros se empeñan en hacer ver. Son como todo,  requieren unos cuantos conocimientos específicos y un poco de práctica para poder conseguir ganancias con ellas.

Antes de terminar este artículo dedicado a los coches embargados, cabría destacar un consejo para las subastas en sobre cerrado. Aunque tengas la tentación de poner un precio muy bajo, quizás no sea la mejor idea porque es probable que otros compradores lo superen y te quedes sin el vehículo. Pero la misma recomendación aplica al caso contrario. Si apuestas muy alto te asegurarás el coche embargado pero puede que no te compense pagar un valor tan elevado teniendo en cuenta que falta por sumar deudas, impuestos y tasas.

¿Has acudido alguna vez a una subasta de coches embargados? ¿Cómo ha sido tu experiencia?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...