Cómo ahorrar en el mantenimiento de tu coche

Los vehículos propios suponen un gasto importante a aquellos usuarios que no preveían tanto gasto. Hoy te damos algunos consejos para ahorrar en el mantenimiento del vehículo.

mantenimiento coche

Hay ciertos gastos que vamos dejando pasar por aquello de que ahorramos dinero posponiéndolos para un momento en el que estemos mejor. El problema es que cuando hacemos eso en el caso de los coches, podemos encontrarnos con serios problemas más adelante. Y esos problemas pueden salirnos realmente caros. Es por ello que hoy hablamos del tema de ahorro en el mantenimiento de tu coche, evitando precisamente dejar para luego las revisiones que puedan ocasionarte más inconvenientes. Así que vamos a descubrir justo a continuación algunos trucos para ahorrar en el mantenimiento de tu coche.

Comparar en lugar de posponer: si en lugar de dejar para más adelante una determinada revisión del vehículo, buscamos otros concesionarios o ciertas promociones especiales, no solamente ahorraremos en disgustos de cara al futuro, sino que puede que descubramos una forma más de conseguir ahorrar dinero de forma anual, ya que todo lo que le hacemos al coche, por este casual, habremos descubierto que puede costarnos menos.

La política del hazlo tú mismo: yo desde luego ni me atrevería. Me llevo mal con la mecánica y me da la impresión de que cada cosa que toco va a romperse en el coche. Sin embargo, conozco cada día a más gente que hace sus propias operaciones de base de mantenimiento, apostando así por el ahorro que supone en mano de obra. En el caso del cambio de aceite, por ejemplo, mi hermano acaba haciéndoselo al mío, y consigo ahorrarme más del 60% de lo que me costaría en un taller. Además, sí bien el tipo de aceite que se está utilizando.

Garantía e incentivos de los talleres: precisamente tener un coche nuevo supone que si pasamos las revisiones oficiales en el taller, todo está cubierto en caso de que haya un problema. Aunque eso no implica que no paguemos las operaciones de mantenimiento, sino que a veces nos salen más caras, hay que negociar con los talleres una política de incentivos por ir siempre a ellos y no elegir a otros. Una buena fórmula es presentarle las ofertas de otros talleres para que atiendan tu petición con pruebas en la mano. Sino, siempre puedes aprovechar las promociones de la propia marca, que en tiempos de crisis no son pocas.

Está claro que si evitamos ciertas revisiones, conseguimos que no se nos escape ese dinero. Pero a la larga, no solo no ahorraremos, sino que pueden suponernos un gasto mucho mayor para tener nuestro vehículo en un estado óptimo.

Imagen: Comunicación 11811

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...