Así puedes ahorrar en verano con el aire acondicionado del coche

Descubre de qué forma puedes ahorrar cuando quieras utilizar el aire acondicionado de tu coche en verano.

Aprende a ahorrar cuando uses el aire acondicionado de tu coche en verano

Estamos en la temporada de verano, donde se usa más el aire acondicionado en los coches para hacer más ameno trasladarse de un lugar a otro. Sin embargo, es en esta época donde se evidencia un aumento de consumo de combustible considerable.

Ahorrar en verano con el uso del aire acondicionado es una tarea que todos pueden aplicar, tanto para economizar los gastos como para alargar la vida útil del mismo. Es por ello que a continuación se presenta una lista de recomendaciones que se pueden aplicar.

¿Qué se debe saber del aire acondicionado?

Antes de cualquier consejo, es importante conocer las características básicas del aire acondicionado que se tiene y de cómo es su funcionamiento exacto, partiendo de esto se puede hacer más fácil el ahorro de combustible.

  • Cuando el aire acondicionado esta encendido, el compresor aspira el gas refrigerante y lo pasa a un condensador, este proceso se realiza hasta que el gas pase a estado líquido, donde pasa a una válvula de expansión se enfría. Es un ciclo que se repite.
  • Por ser un ciclo que contiene varias fases, este consume energía que proviene del motor del coche, por lo que se exige más al funcionamiento del mismo para poder trasladarse.
  • Asimismo, el aire acondicionado cumple otras funciones aparte de enfriar, como condensar y eliminar la humedad del coche, además que actúa como un disipador de impurezas que puedan estar en el aire.

¿Cómo se puede ahorrar con el uso del aire acondicionado?

Conociendo ya cual es el funcionamiento exacto del aire acondicionado del coche, es necesario conocer algunos trucos para poder ahorrar en verano con el uso de ellos:

  1. Examinar a tiempo el coche siempre antes de salir, a fin de detectar cualquier cosa que no esté en orden. Es recomendable usar el aire acondicionado antes de poner en marcha el auto, esto además de asegurar el buen funcionamiento del mismo, puede ahorrar algo de combustible.
  2. Un buen dato es bajar la temperatura al momento de arrancar el coche, esto ayudara a que no se consuma tanta energía. Se puede emplear bajando una ventanilla y del lado contrario abriendo y cerrando la puerta un par de veces, esto ayudara a descender la temperatura antes de encender el aire.
  3. Mantener las ventanillas abajo dos minutos cuando se arranque el coche contribuye al ahorro de combustible, ya que “el aire caliente pesa menos que el frío y por ello, tiende a ir hacia arriba”. Este truco facilita que el aire salga más rápido del vehículo.
  4. La temperatura adecuada es necesaria y su uso debe ser racional, es por ello que se recomienda que debe ser entre los 21 y 23 grados.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 2,00 de 5)
2 5 1
Loading ... Loading ...