7 cosas a tener en cuenta al financiar un coche

Si estás pensando en comprar un coche nuevo, o un coche de segunda mano, te damos las claves para conseguir la financiación más adecuada para tu vehículo.

financiar coche

Estos días hemos estado hablando en A Fin de Mes sobre las posibilidades que existen a la hora de pensar en la compra de un vehículo. Sin embargo, creo que muchos de los lectores que se lo estén planteando ahora, tendrán también dudas relativas a la financiación de este producto. En realidad, son muchas las cuestiones que te pueden surgir porque, además de decidirte entre el pago al contado o solicitar financiación, son muchos los tipos de financiación que hay en el actual mercado. Hoy te damos algunas claves para que puedas decidir lo mejor en tu caso.

Si estás pensando en destinar el dinero de tus ahorros al pago del coche, piénsalo dos veces. Al fin y al cabo, puede que en el transcurso de los años surjan imprevistos que no sepas cómo pagar. En ese sentido, quizás resulte menos arriesgado acudir a la financiación que ofrecen los bancos, empresas del sector finanzas, o incluso los propios concesionarios. Eso sí, antes de decirle el sí quiero a una de ellas, hay que analizar bien las condiciones que se te van a aplicar en el préstamo. A continuación analizamos las principales claves.

Préstamos para pagar un coche: concesionarios vs bancos

Llama la atención que la mayoría de las ofertas de financiación de las propias marcas, trámite los concesionarios, tienen una cuota mensual realmente asumible por la mayoría de las personas. El truco está en la letra pequeña. Hay que abonar una suma importante de dinero para la entrada. Y, lo que es peor, la cuota final resulta ser muy superior a lo que se ha pagado mes a mes. Es cierto que muchas marcas lo explican argumentando que llegado ese tiempo, puedes cambiar de coche, o devolverlo sin más, pero desde luego lo que no cuentan es que habrás perdido una suma importante de dinero por el camino, y te quedas sin el coche.

No digo que todas las ofertas de financiación de concesionarios sean malas. Sin embargo, como empieza a ser una norma eso de que las cuotas no sean más que un pequeño porcentaje del total del importe, creo que hay que prestarles mucha atención y no dejarse embaucar por la letra más grande. Si realmente no tienes necesidad de financiar un coche, no lo hagas, pero no te atas a una cuota final que, pasados los años, puede que no puedas asumir y te obligue a devolver el vehículo.

Por su parte, los bancos suelen aplicar unas comisiones mayores y ofrecer cuotas menos atractivas. Esto ocurre porque ellos sí te financian el 100% del valor del vehículo, y la ganancia que obtienen con el préstamo está únicamente en los intereses y gastos que te van a cobrar. En ese sentido, para comparar y saber si es mejor lo que te están ofreciendo en un concesionario o en tu entidad, hay que recurrir a los valores que siempre mencionamos cada vez que hablamos de financiación.

Cosas a tener en cuenta cuando contratas un préstamo para tu coche

  1. El TIN y la TAE: ambos son relevantes para comparar los intereses que te van a cobrar cada una de las entidades al formalizar el préstamo. El primero no incluye las comisiones, mientras que el segundo incluye todos los gastos que se hayan desglosado para obtener la financiación.
  2. Comisiones asociadas a otros servicios: en ocasiones, pueden solicitarte el abono de otras cantidades que no tienen nada que ver con el préstamo, o el valor del coche, sino que son una especie de extras. Cuidado con estos, porque pueden confundirte a la hora de obtener los datos finales para comparar dos o más opciones disponibles.
  3. Contratación de servicios extras: si el concesionario o tu entidad te piden que contrates otros productos con ellos para darte la financiación, estúdialos bien. En ocasiones, una buena oferta inicial va acompañada de otro tipo de productos, como los seguros, en los que la empresa les gana un buen pico de dinero y que no resultan en absoluto competitivos.
  4. Los intereses de demora: otra cuestión que casi siempre pasa desapercibida es lo que te van a cobrar si en un determinado momento no puedes pagar. Cuidado con estos datos, porque aunque esperes no tener que saber de ellos, puede ocurrirte, y es importante blindarse para el futuro.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...