Cómo vender ropa de segunda mano y ganar dinero con ello

A veces el armario está a rebosar de cosas que ni siquiera te pones. Hoy te damos algunas ideas para vender ropa de segunda mano y conseguir un extra de dinero con esta venta.

segunda mano

Mucho hemos cambiado con la crisis y con la influencia de las nuevas tecnologías. Quizás si ambas cosas no hubieran ido de la mano, no estuviésemos frente al mundo actual. Pero, por suerte para los fanáticos de la segunda mano y de la economía colaborativa, parece que las cosas han salido bien. De hecho, es probable que el medioambiente también nos lo agradezca, aunque no sabremos nunca si tanto como el propio bolsillo. Y con un invierno que se resiste a llegar, época perfecta para el cambio de armario ¿has pensado en hacer caja con las prendas que ya no estás utilizando?

Lo que te proponemos hoy es precisamente deshacerte de las prendas de moda, sean o no de temporada -aunque las de temporada serán más caras por poder usarse ya- vendiéndolas en comercios físicos y en tiendas online. Las opciones son múltiples y las ventajas que fundamentalmente obtendrás un extra de dinero y un poco más de espacio para organizarlo todo. ¿No suena nada mal, verdad? A continuación te mostramos algunos pasos a dar antes de vender tus prendas de segunda mano y después te ayudamos a encontrar el sitio adecuado para hacerlo.

¿Qué hacer para vender ropa de segunda mano?

Para poder vender y sacar el mejor precio por las prendas de ropa de segunda mano que ya no te interesen, deberías empezar por clasificarla. En general, puedes seguir varios criterios aunque lo ideal es que utilices alguna o varias de las clasificaciones que te mostramos a continuación porque suelen ser las que más valor tienen para las propias tiendas, ya sean webs directas al cliente final o intermediarios que luego venden tus productos al consumidor.

  • Por temporada: es fundamental que las prendas de invierno estén en un lado y las de verano en otro. De esa manera, podrás conseguir más dinero y no te rebajarán el precio en caso de que vendas el lote completo. Recuerda que la ropa de temporada siempre es más rentable que la de la siguiente estación. Si puedes, espera al verano para vender todo lo demás.
  • Por uso: si clasificas las prendas según el uso que se les de, por ejemplo diario, para ceremonias, deportivo…. facilitarás que se puede entender la calidad del producto que tienes. De esa manera, tanto si poner anuncios individuales, por lote, o intentas vendérselo todo a una tienda de segunda mano te será mucho más fácil identificarlas y obtener el mejor precio.
  • Según su apariencia: puede haber prendas que por la razón que sea estén todavía como nuevas. Y seguro que muchas otras están realmente gastadas. Lo mejor es separar aquellas que apenas tienen signos de uso de las que sí los tienen. Por las primeras siempre podrás pedir más dinero y las segundas debes intentar venderlas al mejor precio que puedan ofrecerte.

¿Dónde vender mi ropa de segunda mano?

  1. En tiendas físicas: existen muchas tiendas de segunda mano y la tendencia es que cada vez se abren más negocios de este tipo. Aunque no todos se especializan en la compra de ropa, sí que hay muchos que ofrecen esa posibilidad. Pregunta antes de acudir con el lote y asegúrate de que realmente vale la pena venderlas todas juntas o hacer montones separados.
  2. En tiendas online: existen un montón de aplicaciones que te ayudan a vender tus prendas de moda online. Desde aquellas que te compran todo el lote a un precio bajo hasta aquellas en las que puedes vender en tu propio escaparate productos que crees que pueden ser tendencia y que pueden o no tener marca. Thredup o Percentil son algunas de las más populares en el mundo y España. Pero hay muchas más que te están esperando para hacer negocios de moda.
  3. En anuncios por internet: también puedes utilizar plataformas de anuncios en tu localidad o de anuncios para venta de cualquier tipo de productos como eBay para poder ganar un dinero con tus prendas. En todo caso, te aconsejo que lo hagas solo con aquellas de marca que puedan tener un alto valor en el mercado. Hacer un anuncio para cada una con sus respectivas fotografías puede ser un gran trabajo que luego no se vea compensado económicamente por la falta de demanda.

Ahorrar espacio en el armario y ganar un poco de dinero son dos buenos motivos relacionados con la economía doméstica que te deberían llevar -si aún no lo has hecho- a pensar en el mercado de la segunda mano. E incluso si te animas, además de vender puedes también comprar ahorrando mucho en el coste de productos que en ocasiones están como nuevos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...