Los trucos que necesitas para ahorrar dinero si viajas a Japón

Sea cual sea tu destino, debes ir bien preparado. Hospedaje, transporte, comida, presupuesto, itinerario… Debes prever un montón de detalles, especialmente si vas a Tokio, una de las ciudades más grandes del mundo. Aunque tenga fama de costosa, puedes disfrutarla sin alterar tus finanzas. Aquí encontrarás algunos consejos.

Viaja a Japón sin gastar demasiado

Habrás leído o escuchado que Japón es uno de los países más caros cuando vas de turista, pero si realmente quieres conocerlo, no te frenes por esos comentarios. Por más costoso que sea, siempre hay maneras de disfrutar y recorrer sin vaciar la billetera. Si estás interesado en viajar próximamente al país del sol naciente, sigue leyendo este artículo y descubrirás información muy interesante.

Tu mayor inversión será la compra del billete de avión, pero si lo haces con tiempo e incluyes las escalas acertadas, lograrás que sea más accesible. Quienes salen de Buenos Aires llegan a Nueva York, para luego viajar a Tokio en un vuelo que dura poco más de 24 horas. Desde Europa, por su parte, el trayecto es largo y deberás hacer varias paradas, pero lo dicho: elige con anticipación la fecha y cogerás buenas ofertas. Con suerte, podrás encontrar billetes por un precio aproximado de 750 euros.

Olvídate de viajar cuando allí sea temporada alta ya que en ese periodo todo tendrá un precio más elevado. A finales de abril y principios de mayo se celebra el Golden Week (semana dorada o semana de oro) y de mediados de julio hasta principios de agosto, son las vacaciones escolares.

Si llevas una larga lista de itinerarios, no dejes de adquirir el Japan Rail Pass. Es un pase con el que podrás trasladarte con “tarifa plana” en todos los trenes de la compañía Japan Railways (JR), lo que te permitirá ahorrar una buena suma de dinero. Pero asegúrate de comprarlo antes de entrar a Japón, infórmate con la empresa turística o bien a través de la página web de la compañía de trenes.

Viaje a Japón: alojamiento y transporte

Por lo largo del viaje tu cuerpo te pedirá a gritos que descanses, así que busca sitios para pernoctar. Te encontrarás con alojamientos muy por encima de tu presupuesto, pero no te desanimes. En un país con más de 120 millones de habitantes seguramente habrá quien te indique cuáles son las zonas más seguras y las opciones que tienes. Como adelanto debes saber que el precio más bajo de una noche de hospedaje por persona, supera los 25 euros, es decir los ¥ 2000.

Puedes hallar hostels donde te alquilan habitaciones compartidas; cápsulas que se arrendan solo a hombres japoneses y con ligeras excepciones a extranjeros y mujeres; y los Cómic Book Store, que son cibercafés que permanecen abiertos las 24 horas del día y ofrecen un precio especial por 8 horas de estadía, por supuesto en un sillón y no en una cama. Son muy funcionales cuando te deja el último tren y debes aguardar hasta el siguiente día, ya que un taxi te saldrá más caro de los ¥ 1500 (13€) o ¥ 2500 (20€) que te pedirán por quedarte en ese lugar.

También están los Business hotels, que por lo general están cerca de las estaciones, pero una noche por persona puede superar los ¥ 6000 (50€) y por supuesto los Airbnb, departamentos o habitaciones en casa de familia, muy convenientes porque tienen cuartos privados, con acceso a la cocina y a toda la casa. Existen además los CouchSurfing y House Sitting, estos últimos para cuidadores de casas o mascotas. Aquí la decisión es tuya.

Lo recomendable es que seas precavido y reserves tu alojamiento antes de partir. Así te evitarás la sorpresa de encontrar que los hoteles más económicos están llenos.

Transporte fluido

No te preocupes si tu alojamiento no está tan cerca del centro. El transporte público en Japón es diverso y fluido. Podrás llegar puntualmente a donde quieras ir. Eso sí, ten en cuenta que sale a horas exactas y deja de funcionar a las 12 de la noche hasta las 5 de la mañana del siguiente día.

Coger el tren puede ser confuso por lo grande de las estaciones y la cantidad de gente, pero hay buena señalización y personal de seguridad al que puedes consultar si te pierdes. Además, podrás recorrer todo Tokio utilizando una sola línea, la Yamanote de la empresa JR.

Las calles en Japón no están igual de señalizadas que las estaciones de los trenes, pero preguntando llegas a todas partes y puedes caminar muy seguro en ellas. Solo ten presente que las distancias son largas y las estaciones pueden estar a un kilómetro de separación. Si quieres hacer turismo de a pie lo mejor será que te planifiques por zonas y emplees aplicaciones como Hyperdia y Google Maps, que te ayudarán a ubicarte en todo momento. Si se te da bien la lectura de mapas no dejes de cargar el tuyo a la mano.

Dedícate a disfrutar de Japón

Teniendo claro cómo y a dónde llegar, y cómo moverte, entonces dedícate a disfrutar y comienza por darte el gusto de comer bien sin tener que pagar tanto. Los supermercados son los más baratos, pero requiere de tiempo para encontrarlos y de una cocina para preparar los alimentos. No obstante, allí puedes seleccionar entre una amplia variedad de bandejas de comida preparada, que bajan de precio cuando ya se acerca la hora de cierre. También hay restaurantes locales y minimercados donde venden menús baratos, productos de panadería y alimentos conservados, entre otros.

Con las bebidas no habrá problemas. Hay máquinas expendedoras en todas partes. Y si de agua se trata, solo te bastará con llevar una botella, pues puedes llenarla en cualquier grifo de la calle.

Hay un detalle a cuidar. Aunque tu meta sea ahorrar lo más que puedas en el viaje, cuenta con efectivo siempre. En muy pocos establecimientos aceptan tarjetas internacionales y en la mayoría cobran el 8% de tax.

Si algún día te ves apurado, entra a un “100 yen stores”, donde todo te costará un euro, desde artículos de aseo, hasta golosinas y algo de comida. La alternativa perfecta para economizar.

Si son las opciones de disfrute las que te preocupan no te afanes. Donde quiera hay mucho color y eso mantendrá tu vista ocupada. Los karaokes, museos, cafés y templos son una maravilla y las vistas panorámicas son un encanto. Por apreciar el hermoso panorama no tendrás que pagar. Aprovecha.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...