¿Cómo planificar tu gran viaje 2017 desde enero?

Si eres un viajero nato, y ya hace tiempo que llevas pensando en hacer una gran aventura, lo mejor es empezar a organizarlo en enero. ¡Te explicamos sus ventajas en el ahorro!

viajar

Hacer el viaje de tu vida. Eso es uno de los propósitos con los que muchos comenzamos el año. La verdad es que 2017 puede ser ese en el que por fin se cumpla. Eso sí, no va a caer del cielo. Hay que buscarlo bien. Sobre todo si eres de esos viajeros que apuntan alto, pero lo hacen con un presupuesto más bien limitado. Planificar un viaje es importante para conseguir un precio adecuado, y adelantarse suele significar un buen ahorro. Hoy quiero compartir contigo algunas ideas de por qué deberías comenzar a pensar en tu viaje desde este mismo mes de enero.

Puede parecer una locura porque, al fin y al cabo, apenas has salido ahora de los gastos de Navidad, estás empezando a volver a la tranquilidad laboral, y no tienes demasiado tiempo para ponerte a pensar en las maletas. Sin embargo, hay unas cuantas razones lo suficientemente importantes como para tomártelo en serio ahora. Anticiparse viene con muchas recompensas, y hoy pretendo demostrártelo. ¿Quieres quedarte con la duda? ¡Pues sigue leyendo nuestro artículo de hoy sobre cómo viajar por menos en A Fin de Mes.

Lo mejor de anticiparse

  1. Las mejores gangas: no es una falacia el hecho de que los vuelos y los hoteles cuestan menos si se reservan con antelación. Quizás no hagan falta muchos meses, como tienes ahora en enero, pero sí al menos unos dos meses y medio para conseguir la mejor oferta. ¿Qué quiere decir esto? Pues que podrás empezar a buscar desde ya. Si algo te convence, cómpralo. Si crees que puede bajar de precio (hay muchas herramientas online para calcularlo), simplemente puedes permitirte esperar porque hay tiempo y tiempo. Además, si vas a viajar en festivos o en períodos de alta demanda, comprar con mucha antelación suele ser una buena fórmula para evitar las tarifas excesivas.
  2. Poder pensar y pensar en la mejor opción: tener tiempo te da la posibilidad de comparar muchas alternativas, y comparar es realmente importante a la hora de conseguir un buen ahorro de dinero. Saber con certeza que estás ante tu mejor alternativa es posible porque puedes buscar muchos vuelos con varias compañías, muchos hoteles de distintas categorías, e incluso muchos restaurantes y opciones de ocio para disfrutar al máximo del destino al que decides hacer el viaje de tu vida.
  3. Tenerlo todo controlado: planificar un viaje con poco tiempo implica perderse muchas de las cosas que el destino ofrece. Y, en muchos gastos, dejarse un gran dinero en él porque se acaba yendo a los negocios y locales para turistas. No se conocen otros, estos son los más accesibles. Y puede que estén justo al lado del monumento más conocido, pero es muy probable que te cobren el triple, y que la calidad sea mucho menor que la que te ofrecen en un sitio frecuentado por los locales.

Tener alternativas para cambiar de rumbo

Otra de las cuestiones que cobran una gran importancia al planificar un viaje con mucha antelación está en las alternativas que pueden surgir mientras se busca. Si tienes la mente abierta, y no te cierras a un único destino, puede que descubras que hay otros países igual de interesantes que tu anterior opción. Quizás hay vuelos más económicos, quizás hay hoteles que valen realmente la pena, y puede incluso que un evento, o una oferta genial de un museo te convenza de que vale la pena apostar por ese otro lugar en el mundo. Sin embargo, esto se limita cuanto menos tiempo tienes para reservar un viaje. Esto es una gran ventaja que no siempre se tiene en cuenta y que, sin embargo, puede darte mucho que pensar.

Yo tengo claro que este año sí me voy a hacer un buen viaje. Y enero, es un buen mes para ir pensando y buscando cosas. Si espero a julio, como me ocurrió el año pasado, me encontraré con vuelos extremadamente caros y hoteles imposibles. Además de tener que apostar por irme casi sin información de destinos que no conocía. Aunque la aventura no resultó estar del todo mal (en destinos nacionales es más fácil evitar esos gastos triplicados de los servicios), la verdad es que me pareció mejorable. Y ya sabes, hay que aprender de los errores. Ése y el de viajar mejor son buenos propósitos para 2017 ¿No te parece?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...