Cómo elegir hoteles de cuatro estrellas sin quedarte sin presupuesto

Las estrellas de los hoteles marcan claramente las diferencias de precio. Pero no son iguales en todo el mundo y no siempre compensan. Hoy analizamos este curioso tema para viajeros.

hotel lujo

Cuando se habla de elegir hoteles para pasar unas vacaciones o una escapada, es muy probable que tengas en mente que son mejores cuántas más estrellas tienen. En realidad, el criterio de manera general sería acertado, aunque que un hotel tenga más o menos estrellas no implica que se ajuste realmente a lo que estás buscando. Recuerda que este tipo de calificaciones tienen más que ver con el personal y los servicios que se incluyen que con otro tipo de comodidades como podrían ser el trato cercano, la posibilidad de obtener información de la zona, o disfrutar de una estancia como la de tu propia casa.

Al mismo tiempo, cuando la estancia se va a realizar en el extranjero, los sistemas de calificación de estrellas de otros países no son iguales al español y las diferencias pueden resultar realmente notorias. Precisamente en esos casos es cuando mejor viene consultar las opiniones online de otros que ya han pasado por el hotel para saber si realmente se ajusta a lo que estás buscando por su relación calidad-precio. Sin embargo, hay muchas más cosas que debes saber para elegir hoteles de cuatro estrellas según tu destino.

Elegir un hotel de cuatro estrellas se presupone que es elegir un alojamiento de calidad superior sin tener por ello que pagar las verdaderas barbaridades que cuestan los de cinco estrellas o los que tienen las categorías superiores que tanto escasean. Como decíamos anteriormente, esto no siempre es así. Recuerdo en una estancia que pasé en la costa norte italiana un hotel de cuatro estrellas que en España llegaría con la nota justa para algunos de dos estrellas en los que me he alojado. La realidad es que los sistemas de estrellas europeos poco tienen que ver con el nuestro y eso sin contar que en países como Reino Unido conviven a la vez varias calificaciones. ¡Vaya caos!

Tengo claro que quiero un cuatro estrellas

Pero pese a las diferencias que pueda haber en cuanto a los servicios que ofrecen los hoteles cuatro estrellas en los distintos países, sí que es verdad que los precios varían mucho entre distintas ciudades. En ese sentido, queremos hablarte de costes medios por noche en sitios en los que generalmente compensa decidirse por un cuatro estrellas en lugar de por una categoría inferior. La razón es clara, la diferencia de precio es asumible si se tiene en consideración la mejor calidad de los servicios e instalaciones que se están contratando. Algunos ejemplos de esas ciudades son:

  • Ciudad del Cabo: lidera el ranking con menor diferencia entre los hoteles de tres y cuatro estrellas por lo que es recomendable pagar 13 euros más y disfrutar de mayores comodidades.
  • Helsinki: esta capital europea que no es precisamente barata tiene un coste medio por estancia de solo 14 euros superior entre categorías. Darse un capricho así no sale tan caro.
  • Varsovia: comparte con la anterior ciudad la misma diferencia de precio que existe entre las dos categorías.
  • Marrakech: alojarte en un cuatro estrellas en esta ciudad de Marruecos te costará de media 16 euros más. Un precio que puede resultar asumible según lo que busques en tus vacaciones.
  • Pisa: en la ciudad italiana la diferencia tampoco es demasiado notable, aunque ya alcanza los 19 euros de media entre ambas categorías.

¿Y si te conformases con tres?

Sin embargo, así como en las ciudades anteriores te recomendaríamos como buenos ahorradores que te decidieses por la categoría superior por la diferencia de precio, hay otras ciudades en las que el incremento es realmente alto, y puede no compensarte. Sobre todo si eres uno de esos viajeros que son capaces de adaptarse a su destino según el poder adquisitivo y según el coste de la vida, creo que si tus próximas vacaciones las llevas a cabo en cualquiera de las siguientes ciudades, tu cartera agradecerá mucho que te decidas por un tres estrellas:

  • Cancún: si te conformas con un 3 estrellas podrás ahorrarte de media hasta 175 euros que es la diferencia más habitual entre una y otra categoría.
  • Bostón: tampoco es una buena idea buscar alojamientos de lujo en esta ciudad de los Estados Unidos. La diferencia entre un hotel de tres y uno de cuatro alcanza los 108 euros.
  • Los Angeles: aunque es un poco más económica la diferencia que la anterior, sigue sin encajar en un presupuesto inteligente. De media, cambiar de categoría en esta ciudad cuesta 99 euros más.
  • Miami: la considerada la ciudad de los latinos con diferencia paga caro su turismo de lujo. De hecho, la diferencia entre las dos categorías que hemos mencionado alcanza aquí los 92 euros por noche.

Vía: La Vanguardia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...