Las cosas cada vez duran menos

pasado-de-moda

Pues sí, se llama obsolescencia programada, y es en parte lo que sostiene la economía moderna. Las cosas no están hechas para que duren, sino más bien todo lo contrario.

Un ejemplo, impresoras que se bloquean cuando hay determinadas impresiones hechas, baterías que de repente no vuelven a funcionar… Cosas que todos hemos sufrido alguna vez.

La clave de la obsolescencia programada está en reducir de forma deliberada la vida útil de un producto determinado para hacer que su consumo se incremente y es que a la hora de los negocios, lo que interesa es que los productos se gasten y se rompan, para volver a comprar otros.

Todo esto es de todo menos beneficioso para los bolsillos de los españoles y para el medio ambiente. De todas formas, con esto de la crisis, se está poniendo al alza lo de reparar lo que se rompe en lugar de cambiarlo por uno nuevo.

¿Qué opinas al respecto?

Foto de teclas org

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...