El cine reinventa el día del espectador por la crisis: entradas a 3,90 euros

A pesar de que la propuesta inicial fue denegada por el ente estatal, ahora las salas de cine en España apuestan por crear una especie de día del espectador con una vigencia de tres meses con entradas baratas

cines

La Comisión de Competencia denegó la propuesta de crear un nuevo día del espectador a nivel nacional, con el mismo precio por entrada en cualquier cine que se acogiese a la promoción. Pero los cines en España tienen claro que no pueden resistir mucho más a los escasos espectadores que tienen, y precisamente por ello se han decidido a hacer otro tipo de oferta que no vaya en contra del criterio del ente, que por otro lado, no parece tener ni lógica ni fundamento. Así, si no se puede hacer una entrada de cine universal más económica un día por semana, entonces cada cuál hará su propia oferta intentando llamar la atención de los usuarios.

La idea surge precisamente de la negativa que analizábamos en el anterior artículo al que te he enlazado en el link de arriba. En este caso, el nuevo día del espectador nace con un período de validez inicial de 3 meses a contar desde ya, pero que podrá ser mayor según la acogida que tenga en el público. Y probablemente sea buena, al menos si juzgamos lo que ocurrió durante la fiesta del cine, en la que las entradas tenían un precio de menos de cuatro euros y en el que las colas de antaño volvieron a ser protagonistas para un séptimo arte que demostraba que a precios económicos era rentable.

Este nuevo día del espectador será regulado por cada empresa de manera independiente. Serán ellas las que decidan cuál de los días de la semana ponen la oferta y los precios de las entradas también variarán a juicio de cada sala. Sin embargo, como la idea es bajar los costes para que sean más los espectadores que vuelvan a disfrutar de sus películas favoritas, todas las ofertas se situarán en un rango que va a ir desde los 3,90 euros a los 5 euros. De momento, parecen haber encontrado consenso en el día, ya que las que han anunciado que se acogen a la promoción se han decidido todas por el miércoles, que estando a mitad de semana puede ser una buena propuesta de plan de invierno.

Yo tengo claro que si el cine bajase los precios, cosa que se podría hacer por ejemplo aplicando exenciones de IVA como tienen otros países, serían muchos más los que optarían por disfrutar de la gran pantalla. Pero con todas las trabas que nos ponen, resulta casi imposible tal y como están las economías domésticas.

Imagen:  twicepix

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...