Se desploma la confianza del consumidor

Pese a que se supone que la economía española ha mejorado, actualmente la confianza del consumidor sigue bajo mínimos porque no se ven signos de recuperación en las economías domésticas

consumidor

Aunque dicen que España está ya creciendo, y que las cifras del paro son las mejores en décadas, el ciudadano de a pie solo nota el alto esfuerzo fiscal que debe pagar con sus salarios cada vez más menguados por la reforma laboral y que no llega a final de mes por las restricciones aplicadas en forma de recortes y de copagos. Aunque son muchos los indicadores que salen diariamente en prensa y que nos muestran que los españoles no estamos nada convencidos de que en 2014 las cosas vayan a ir mejor en cuanto a sus finanzas, y una buena prueba de ello es el último termómetro que se ha publicado respecto a la confianza del consumidor.

Se desploma la confianza del consumidor en España en el último barómetro publicado. Concretamente, baja hasta 1,3 puntos durante el mes de diciembre. Teniendo en cuenta que en estas fechas hay pagas extras, nuevos deseos y muchas compras navideñas, el dato se convierte en especialmente negativo que en cualquier otra caída del año. Pero aún hay más, porque en general, los consumidores no parecen creerse ni la mitad de los buenos propósitos que los organismo oficiales auguran para este recién comenzado año.

Actualmente el indicador de la confianza del consumidor, tras la bajada que te acabamos de especificar de diciembre, y una subida de casi 6 puntos en noviembre que no acabó de cuajar por Navidades colocan al dato en 71,6 puntos para el caso español. Muchos podrían pensar que se trata de una buena cifra, precisamente por el desconocimiento general que hay sobre el índice. Sin embargo, cabe señalar que la cifra tiene un valor máximo de 200, y que todo lo que esté por debajo de 100 se considera como negativo, con lo que no hay buenas noticias. Una vez más.

Las razones que dan los españoles para puntuar esa confianza del consumidor que casi siempre sirve para estimar la evolución del consumo y de las economías domésticas en los siguientes períodos se basan sobre todo en qué no ven una mejoría de su situación actual, y que tampoco encuentran grandes expectativas en el futuro más cercano. Veremos si el año nuevo llega con cambios importantes, pero de momento, parece que los ciudadanos de a pie no los tenemos demasiado presentes, y no porque no tengamos esperanza, sino porque es demasiado tiempo en la misma situación.

Vía: Expansión

Imagen: Portal Abras

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...