Los cambios en los hábitos de consumo que trajo el confinamiento

Los hábitos de consumo han cambiado para siempre debido a la pandemia. Por ejemplo, ya no se va con tanta frecuencia a hacer la compra y la gente prefiere ir a los supermercados que están cerca de casa

La crisis del Coronavirus provocó el confinamiento obligatorio de la población. Este confinamiento trajo muchas consecuencias en la vida diaria de los españoles, siendo la más destacada la pérdida de poder adquisitivo.

Esta pérdida de poder adquisitivo ha provocado algunos cambios en los hábitos de consumo habituales de los españoles. Estos cambios tienen que ver con una mayor búsqueda de ofertas ante la falta de ingresos.

Estos hábitos de consumo podrían ser permanentes

El 58% de los hogares de nuestro país han perdido ingresos durante la pandemia de Coronavirus. Aunque en un principio se gastó más en alimentación por el miedo al desabastecimiento, esta situación ya se está revirtiendo por la limitación de efectivo. A menos ingresos, menos capacidad de compra tiene un hogar e Italia es el mejor ejemplo de esto.

Además de empezar a comprar menos, los españoles están buscando cada vez más descuentos. Por si fuera poco, algunos supermercados han tenido que subir los precios de los productos, ya que ahora gastan más por las consecuencias del Coronavirus (primas, más contratación y equipos de protección y sanitarios).

De este modo, los establecimientos que han tenido que subir los precios podrían sufrir una pérdida de clientes. Eso sí, lo que realmente ha provocado el cambio de supermercado ha sido la pandemia en sí.

El estado de alarma ha provocado que la gente acuda a hacer la compra a supermercados cerca de casa, para no estar expuestos al virus. Esto ha provocado que algunos que antes iban a supermercados lejanos a hacer compras grandes, ya no lo hagan.

Al final, un 29% de los españoles han cambiado de supermercado durante el estado de alarma. Esto en principio es temporal, pero el 6% han declarado que harán el cambio definitivo al final del confinamiento.

La pandemia también ha cambiado la frecuencia a la que vamos a comprar. El miedo al contagio ha provocado que se visite menos el supermercado, algo que hace que se terminen comprando menos productos.

Otra cosa que ha crecido es la compra online, un canal de ventas que antes apenas se utilizaba. El 6% de los españoles se han pasado a la compra online y el 4% lo seguirán haciendo de forma permanente. El número podría ser más alto, pero los supermercados están colapsados ante tanto pedido y la falta de productos en comparación al supermercado tradicional.

Eso sí, es probable que algunas empresas se adapten a los nuevos hábitos de consumo, encontrando una gran oportunidad de negocio. La clave será tener un servicio online eficiente y la adaptación rápida a las necesidades del cliente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...