Las causas del milagro económico irlandés que sigue asombrando en Europa

El milagro económico irlandés logró convertir un país hundido en una potencia. Sin embargo, lo hizo de la forma menos esperada, pues bajó impuestos y logró recaudar más

Milagro económico irlandés

En 2010 la situación de Irlanda no podría ser peor. Con un déficit del 32% fue rescatada, siendo el segundo país que lo hacía tras Grecia. Eso sí, actualmente ha dejado todo eso atrás y es uno de los países que más crece.

Irlanda ha crecido en torno a un 7% durante estos años. Incluso ahora, con el estancamiento general de la economía, se acerca a ritmos de crecimientos del 6%, algo increíble. Viendo su crecimiento, mucha gente se pregunta cuáles son las causas verdaderas del milagro económico irlandés.

La reducción del gasto público y las bajadas de impuestos fueron la clave

Lo primero que hizo Irlanda después del rescate fue bajar el gasto público. La banca se redujo a sólo 2 entidades, se obtuvieron más de 3000 millones de euros vendiendo propiedades estatales y se redujo el número de empleos públicos, sobre todo en la banca. Al final, se ahorraron 7000 millones de euros en los presupuestos aquel año.

El gasto público ha sido contenido durante todos estos años. No se ha incrementado hasta el año 2016, evitando así el déficit fiscal excesivo.

Irlanda siempre tuvo una fiscalidad atractiva, y al contrario que países como España, esta fiscalidad se mantuvo. Además, se bajó el IVA al turismo y ocio del 13,5% al 9% (aunque el tipo general es más alto que el de España).

Eso sí, el grueso de la recaudación corresponde al impuesto de sociedades. Debido a que tan sólo es del 12,5%, muchas empresas norteamericanas han  instaurado su sede en Irlanda. Además, hay muchísimas deducciones que pueden ser practicadas, por lo cual, se han atraído muchas empresas al país.

Bajar impuestos aumentó la recaudación

Normalmente, damos por sentado que subir impuestos aumentará la recaudación y bajar impuestos la disminuirá. En Irlanda ocurrió justo al revés, pues al atraer a tantas grandes corporaciones, la recaudación ha aumentado.

Por ejemplo, en el año 2016 ya recaudaban igual que antes de la crisis, es decir, a niveles de 2007. Esto se debe al crecimiento en la recaudación en el impuesto de sociedades, con el cual se recauda el doble que en 2008 y el triple que en 2010.

La atracción de grandes inversores también ha disminuido el paro y ha aumentado la calidad del empleo y los salarios. Esto ha contribuido también en un aumento en la recaudación por IRPF.

Todo esto nos ha llevado a una gran estabilidad económica y una gran calidad de vida. El salario medio de empleados a tiempo completo es de más de 46000 euros y el paro es de menos del 5%. Además, el superávit presupuestario supera los 1500 millones de euros.

En cambio, España que tomó medidas contrarias a las de Irlanda, está en plena desaceleración, con un desempleo del 14% y un déficit que ronda los 30.000 millones de Euros.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...