La economía española continúa su desaceleración y crecerá menos de lo previsto

El FMI ha rebajado sus previsiones de crecimiento al 1,6%, un 0,4% menos que en 2020. Aunque el país siga creciendo más que otros de la UE, esto podría ser la señal de que se avecina una crisis

desaceleración

Las señales de que se avecina una crisis son cada vez más claras. La economía de nuestro país ha frenado su crecimiento, algo que suele ser señal de una futura recesión.

En concreto, el FMI ha hecho una rebaja en las previsiones de crecimiento. Según ellos, la economía crecerá un 1,6%, dos décimas menos de lo que se había previsto. Aunque la mayoría de países estén en desaceleración, esta es la mayor rebaja de previsiones dentro de los países desarrollados.

Pese a todo, España sigue por encima de la media

Las causas según el SMI la bajada de la demanda interna y de las exportaciones que hace nuestro país. Además, una revisión estadística también ha afectado bastante en este porcentaje.

En concreto, el consumo de las familias ha bajado, así como la confianza, algo que ha disminuido la inversión de las empresas. Además, la situación de Latinoamérica también afecta, pues es una región muy importante para las exportaciones en nuestro país.

El Gobierno al final ha hecho lo propio, pues aunque habían previsto un crecimiento del 1,8%, al final lo han rebajado al 1,6%, dando la misma tasa de crecimiento que el FMI.

Eso sí, han recordado que España sigue por encima de la media de los países de la UE y de muchos países desarrollados, aunque muy lejos de los ritmos de crecimiento que había en años como el 2015.

Si en el año 2020 hubo una estimación de crecimiento del 2%, este 1,6% supone una gran rebaja, pero sigue por encima de muchos países. Por ejemplo, Francia crecerá un 1,3%, Alemania un 1,1%, Japón un 0,7%, Reino Unido un 1,4% e Italia tan sólo un 0,5%.

Dentro de la economía mundial, habrá un crecimiento del 3,3%, un 0,3% más que en 2019. Las economías avanzadas crecerán un 1,6%, siendo Estados Unidos la que más crece con un 2%.

En cuanto a las economías emergentes, la economía crecerá un 4,4%, un 0,7% más que en 2019. La que más crecerá será China con un 6%, seguida de la India con un 5,8%. Lejos de Asia, Brasil crecerá un 2,2% y Rusia un 1,9%. Eso sí, la media de crecimiento de Latinoamérica y El Caribe es de 1,6%, con un crecimiento en México de tan sólo un 1%.

Al final, las previsiones a nivel mundial son de estabilización, aunque con ciertos riesgos a la baja. Los riesgos son las guerras comerciales entre EEUU y países como China, y protestas producidas en Chile o Hong Kong.

Para solucionarlo, el FMI apuesta por la cooperación multilateral, luchando contra la evasión fiscal y el aumento de las redes de protección social.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...