La cultura del ahorro también llega a los niños

España cuenta con un gran porcentaje de niños que han decidido desde muy chico comenzar a ahorrar

Los niños comienzan a tener conciencia sobre el ahorro

Ahorrar también es cosa de niños. Según estimaciones realizadas por Voices de AXA IM en un informe sobre tendencias de ahorro e inversión, al menos el 66% de niños en España posee una cuenta de ahorro y más de la mitad (59%) tiene dinero, ya que reciben una paga constante, logrando una cultura del ahorro.

España podría ser en algunos años el país de potenciales inversores y una alta cultura del ahorro, pues desde este momento, al menos 62% de los niños españoles preferirían tener 2 euros dentro de tres semanas a tener hoy 1 Euro. Por estos días, los infantes en su mayoría toman su dinero y lo van guardando en huchas o alcancías.

La transformación de la cultura del ahorro

La gestora de fondos y finanzas AXA IM, en su estudio Voices ha analizado las tendencias y costumbres de los españoles a la hora de usar sus finanzas y ahorros, específicamente en 120 niños (con edades comprendidas entre los 8 y 15 años) quienes dejaron ver la alta cultura del ahorro con la que se han desarrollado, demostrando que entienden la importancia de esperar para obtener mayores ingresos. De hecho se ha determinado que un 66% de los niños españoles posee una cuenta de ahorro bancaria, y un 80% de ellos reconoce que ahorrar es lo más adecuado.

Es de suma importancia que los padres estimulen esta capacidad, permitiéndoles a sus hijos ahorrar su dinero y a gestionar sus cuentas, de este modo se formarán como personas responsables y con visión de futuro. La mayoría de niños (43%) para determinar cuánto dinero han guardado, piden a sus padres les cuenten sus ahorros, y estos en ocasiones lo piden prestados a sus hijos.

La importancia de la educación financiera

La directora general de AXA IM-España, Beatriz Barros de Lis, asegura que “Los datos son optimistas, reflejan que los niños españoles ya están comprometidos financieramente”. Esta evaluación ha sorprendido a muchos, aunque también ha emocionado a muchos padres a seguir formando buenos administradores para las nuevas generaciones, lo que evidencia que la cultura del ahorro seguirá creciendo.

“La educación será fundamental para conseguir que la próxima generación se comprometa, pero sin lugar a duda quedan cosas por hacer en las escuelas. Existe la oportunidad de enseñar a niños y jóvenes los beneficios de pensar en ahorrar e invertir a largo plazo”, aseguró De Lis.

Indagando un poco más, se llegó a la conclusión que las niñas son más cuidadosas en lo que se refiere a la gestión del dinero. Muchas de ellas (en un 52% de los casos) indican la importancia de resguardar su dinero en un lugar seguro, al contrario de la mayoría de niños (44%), dejando entrever que desde la infancia se tiene la idea de no poner en riesgo la seguridad y el dinero.

Para conocer el monto exacto de cuánto dinero tienen en su haber, casi la mitad de los niños encuestados, cuentan por sí mismos sus ahorros, un 18% de ellos consulta la banca online y otro 12% emplea los cajeros para conocer cuál es su saldo.

Pero como si fuera poco, la conciencia y cultura del ahorro ha llegado a tal nivel, que, más de la mitad de los niños (exactamente 59% de ellos), perciben un pago  constante de uno o ambos padres, llegando a reunir en promedio 11,40 euros cada semana.

Este fenómeno que deja entrever la alta cultura del ahorro que se está sembrando e instaurando en España, permite predecir que a la larga será una generación de adultos inversores, cautelosos, previsivos y visionaros, pues a temprana edad han tomado conciencia de la importancia de ahorrar -de la que actualmente muchos adultos carecen- por lo que cree en el futuro, serán adultos capaces de hacer inversiones responsables.

El futuro de los inversores     

Muchos niños desde temprana edad, en la actualidad, han demostrado que poseen un gran espíritu de contribución social, y no solo cuidadosos y determinados con sus finanzas. La infancia actual ha llegado a involucrarse con fines sociales y el cuidado del ambiente, ser amables con los demás, reciclar vidrio y plástico, ahorrar agua, usar menos artículos plásticos y cuidar a los animales. Todas estas pequeñas acciones, llevadas a cabo por pequeños, dan un gran bocado de esperanza para lograr un futuro mejor.

Muchos niños con los que se conversó durante el estudio, indican que si pudieran invertir su dinero a determinadas causas elegirían curar enfermedades y crea medicinas contra ellas (35%), solo un porcentaje más pequeño elegiría intentar multiplicar su dinero (16%). Otros de los resultados obtenidos fueron ayudar a sus padres con los gastos de la casa (15%) y otros niños desean invertir su dinero para promover el cuidado del ambiente (12%).

Estas respuestas esperanzadoras, hicieron que De Lis llegara a la conclusión que “Sin duda esta conciencia de responsabilidad de los niños españoles apunta que el día de mañana, de convertirse en inversores, podrían decantarse por la inversión responsable”, asegura.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...