La crisis sanitaria ha eliminado casi 100.000 empresas en España

La crisis sanitaria ha arrasado con el tejido producto español, ya que ha eliminado casi 100.000 empresas en unos pocos meses. Así mismo, todavía no se han terminado los ERTEs y la cosa podría ser peor

crisis sanitaria elimina 100.000 empresas

En marzo estalló el estado de alarma en nuestro país, el cual se usó para contener la pandemia y evitar el colpaso de la sanidad. Al final, la cosa se alargó y hubo consecuencias, siendo una de ellas el cierre de muchas empresas, especialmente PYMES.

Aunque el Gobierno permitió la figura de los ERTE para aliviar económicamente a las empresas, parece que no ha sido suficiente. Muchas PYMEs han tenido que cerrar y ahora hay casi 100.000 empresas menos que a principios de marzo.

El mayor descalabro se produjo en marzo

Eso sí, el mayor descalabro se produjo en marzo, justamente cuando estalló la crisis sanitaria. Más de 140.000 empresas se dieron de baja de la Seguridad Social entre marzo y abril, algo que suponía todo un récord histórico. Todo esto coincidió con las fases más duras del confinamiento y con el cierre de las actividades no esenciales.

Después de que se empezó la desescalada, la recuperación empezó, pero no se han recuperado ni la mitad de las empresas perdidas. De las 142.000 empresas que se perdieron solamente se han recuperado unas 60.000, generando unas pérdidas de 90.000 empresas cotizantes.

Esto afecta negativamente a la Seguridad Social y a sus ingresos. El sistema ya tenía un déficit gigantesco de 18.000 millones y una deuda cercana a los 100.000 millones y la pandemia no ha hecho más que empeorar las cosas.

Eso sí, esto no es nada en comparación a lo que se viene. Hay que tener en cuenta que hay mucha gente que todavía está acogida al régimen de los ERTEs, con más de un millón de trabajadores afectados en el pasado mes de septiembre. Estas personas siguen cotizando y puede que no vuelvan al trabajo después de esta crisis, algo que agravaría todavía más la situación de la Seguridad Social.

Los economistas y empresarios piden un aumento del tiempo de vigencia de los ERTEs para evitar quiebras. Las quiebras acabarían en despidos masivos y en un aumento mayor del paro, además de una mayor destrucción de empleo.

Así mismo, se quejan de que España solamente destina el 11% del PIB para apoyar a los empresarios, mientras que los países vecinos destinan más porcentaje. Alemania destina un 23%, Reino Unido un 21% e Italia un 60%, siendo el país más volcado con los empresarios después de la crisis sanitaria.

Esto se debe a que los países vecinos tienen mayores márgenes fiscales. Mientras España aumentaba el déficit en el año 2019, muchos países como Alemania tenían menos deuda pública y superávit, algo que les da mucho más margen de maniobras, pudiendo reducir impuestos y traer otras medidas de ayuda a los empresarios.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...