Deliveroo y Glovo afirman que algunos riders facturan hasta 100.000 euros

La defensa de Deliveroo se defiende de una demanda alegando que los riders no mantienen ninguna clase de dependencia directa con la compañía. Aquí más detalles del caso.

El rol de los riders

A la empresa Deliveroo, la Inspección de trabajo le interpuso una demanda por una “presión política”. La defensa de ella alegó que los riders no mantienen ninguna clase de dependencia directa con la compañía.

Esto fue realizado en el Juzgado número 29 de lo Social, en Madrid-España. Durante el período de la tarde se realizó la vista oral, en la que participaron todos los testigos.

La compañía Deliveroo es enfrentada por la Tesorería General de la Seguridad Social, debido a que esta alega una falsa apariencia en cuanto a los autónomos que trabajan por su cuenta, con el fin de encubrir la existencia de una relación laboral convencional.

Se encuentran afectados alrededor de 500 repartidores ubicados en la región.

Los demandantes basan sus argumentos en los riders, debido a que estos no cuentan con una organización en la que se admitan como trabajadores autónomos, esto se debe a que ellos no mantienen alguna relación directa con los clientes.

Argumentando la existencia de una prestación personalísima.

Alegatos de la defensa

Bernardo García, quien ejerce como representante legal de UGT, señala la importancia que tienen los riders en la empresa, en cuanto a su formación.

Su argumento se basa en que ellos no poseen la capacidad para ofrecerle al mercado dicho servicio, esto se debe a que es la propia empresa que determina las tarifas y precios.

Resalta la importancia de los riders, refiriéndose a la disponibilidad que ellos poseen. Situación que les permite ser tomados en cuenta como trabajadores por cuenta propia, o independientes.

Los demandados reconocen que los riders trabajan de forma uniforme y común. Expusieron que los pagos no son realizados directamente a ellos, sino que es la empresa que los recibe a través de la plataforma, en la que los clientes realizan el pago.

De este punto surge el alegato de defensa, exponiendo que, si fueran trabajadores autónomos, recibirían directamente los ingresos de mano de los clientes. Se basan en el principio que comprende la ajenidad de los frutos.

Plataformas de las compañías

Las plataformas digitales Glovo y Deliveroo niegan las supuestas condiciones precarias en las que se encuentran sus trabajadores. Dando a conocer que muchos de ellos facturan en las dos plataformas.

Destacan que todos los riders mantienen un éxito económico, llevando pruebas ante el juez, comprobando la autenticidad de estos alegatos.

La compañía Glovo dio detalles concretos en cuanto a los registros de pagos realizados a sus trabajadores, otorgando voluntariamente todos los documentos requeridos para comprobar las cifras de ellos.

Las compañías Glovo y Deliveroo estimaron que todos los trabajadores realizan la entrega de los pedidos en un periodo de 20 a 25 horas semanales, con un ingreso bruto elevado de 1000 euros mensuales.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...