Ahorrar dinero en cosméticos ¿cómo hacer para que duren más?

Si crees que ahorrar dinero, puedes concentrarte en que las cosas duren más. Hoy te damos algunas ideas clave para conseguir que el maquillaje no se estropee pronto.

cosmeticos

Siempre que hablamos de ahorrar dinero, pensamos en comprar los mejores productos por relación calidad-precio. Sin embargo, el ahorro comienza en intentar hacer que las cosas nos duren mucho más de lo que lo hacen. La conservación, el cuidado, y también algunos pequeños trucos que nos pueden ayudar a alargar la vida útil de casi todos los objetos que luego nos suponen una nueva inversión. En nuestro blog, hace poco te hablamos de algunas ideas para hacer que tus prendas favoritas durasen más, y hoy queremos hablarte de algunas ideas para hacer que los cosméticos tengan su mayor vida útil. ¿Te animas a conocerlas?

El ahorro de dinero en los cosméticos comienza con el cuidado de cada uno de ellos. Dependiendo de cada producto, habrá que tomar unas precauciones u otras. Sin embargo, antes de pasar a conocer todos estos trucos que probablemente te vengan muy bien a la hora de conseguir los mejores resultados es importante que tengas en cuenta que cuanto más te duren las cosas, menos dinero gastarás en invertir en otras nuevas. Es cierto que eso requiere cambiar algunos hábitos e invertir tiempo, pero tanto a corto como a largo plazo, compensa.

Trucos para aumentar la vida útil de los cosméticos

  1. Limpiar bien las brochas y secarlas al aire: esto permite que las brochas duren mucho más tiempo, y considerando el precio que tienen estos accesorios lo cierto es que podemos lograr un ahorro muy importante sin darte cuenta. ¿Recuerdas el valor de amortización del que te hemos hablado estos días? Pues también lo puedes aplicar en este caso.
  2. Lavarse bien las manos antes de utilizar los cosméticos: aunque pueda parecer más un hábito de higiene que uno de ahorro, en realidad son las dos cosas a la vez. ¿Por qué? Pues porque cuando no tenemos las manos bien limpias y las utilizamos para aplicar directamente sobre la piel el maquillaje, éste dura mucho menos. ¿Nunca lo habías pensado?
  3. El aceite para recuperar el rimmel: el rimmel o máscara de pestañas es uno de los productos que más veces se resecan y que, por lo tanto, más inversión nos suponen sin sacarle el máximo provecho. Para arreglarlo, la solución más simple es aquella que tiene que ver con echarle unas gotitas de aceite al bote. Bastará con utilizar un aceite de oliva o un aceite cosmético para lograr las mejores soluciones.
  4. El alcohol es un aliado: ¿se te han roto las sombras de ojos? Es difícil entender cómo con alcohol podrías conseguir recuperarlas. Pero todo cobra sentido si te contamos que en realidad el alcohol es uno de los materiales más utilizados en este tipo de productos. Lo primero que tienes que hacer es echar el alcohol hasta conseguir que la sombra quede completamente cubierta. Al deshacerse en el alcohol y cobrar una forma semisólida, verás como parece que todo está peor. Si esperas a que se seque, porque el alcohol se evapora fácilmente, todo regresará a la normalidad y habrás arreglado esa sombra que probablemente tirarías a la basura. ¿Fácil, no?
  5. Los esmaltes de uñas: otro de los productos que más veces se seca y pierde por lo tanto sus propiedades es precisamente la laca de uñas. Para intentar recuperar una laca que esté ya seca, lo mejor, aunque resulte realmente irónico es utilizar la acetona es lo único que necesitas para recuperar este esmalte. Al igual que con la máscara de pestañas necesitarás tan solo unas gotitas. Agitas bien, y después podrás volver a usarlo. ¡Ya no necesitas comprar uno nuevo! ¡Esto sí que es ahorrar!

Todos estos trucos que te mostramos para lograr conservar mejor los cosméticos es probable que los hayas utilizado antes. En realidad, son conocidos, y se podrían considerar como esos consejos que las abuelas nos darían para lograr hacer que las cosas durasen más. En otros tiempos, hacer que las cosas durasen era lo más habitual en cuanto a estrategias del ahorro. Lo que hemos pretendido hoy es precisamente recuperar esa tesis porque aunque se nos haya olvidado en más de una ocasión, ha funcionado muchas veces en el pasado y, por lo tanto, es un buen momento para recuperarla y para lograr un ahorro que de otra manera se nos estaba escapando de las manos. ¿Qué dices, te apuntas a la tesis del ahorro?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...