¿Es mejor comprar un ordenador nuevo o mejorar el que ya tengo?

Aunque nos hemos acostumbrado a cambiar a menudo los dispositivos de electrónica de consumo, no siempre compensa comprar un ordenador nuevo sino que es mejor mejorar el actual. ¿Quieres saber cuándo es mejor cada opción?

reparar ordenador

La crisis ha hecho que valoremos más lo que tenemos, que empecemos a repensar en reparar cosas que antes simplemente cambiábamos por otras y que apuremos la vida útil de muchos de nuestros gadgets de electrónica. Los ordenadores no son una excepción y seguramente muchos se preguntarán si es mejor mejorar o reparar el actual o cambiarlo por uno nuevo. Aunque todo dependerá del presupuesto del que se disponga, de las averías o mejoras en cuestión y del propio uso que le vaya a dar el usuario, está claro que hay cómo solucionar la pregunta y eso es lo que vamos a hacer hoy. Así que, si aún dudas, sigue leyendo para descubrir tu respuesta.

Teniendo en cuenta que cada perfil de usuario es un verdadero mundo, lo que vamos a analizar son las ventajas y las desventajas que tiene cambiar de ordenador o comprarte uno nuevo. Al mismo tiempo, te mostramos aquellos aspectos que debes mejorar en el actual si quieres quedártelo y mejorar su rendimiento. Cada cual tomará su propia decisión, pero en un mercado en el que la segunda mano está a la orden del día, en el caso de que decidas comprarte otro, puedes también venderlo y sacar algo de dinero por él.

Ventajas de cambiar de ordenador

Hay una serie de ventajas añadidas a la compra de un ordenador nuevo que no obtendrás si te decides a quedarte con tu viejo equipo. Éstas son las que tendrás que tener en cuenta a la hora de valorar si finalmente te decides a apostar por lo que está por estrenar o por apurar aún más lo que ya es tuyo:

  • Nuevos sistemas operativos que no siempre son compatibles o rinden bien en equipos más antiguos
  • Compatibilidad con algunos softwares que requieren de equipos más avanzados
  • Garantía por dos años que te cubrirá cualquier daño no accidental
  • Posibilidad de explotar mejor las aplicaciones para el trabajo y para el ocio
  • Diseños más versátiles y ligeros que pueden ser una gran ventaja si te vas de viaje
  • Ahorro de accesorios necesarios al incorporar cada vez más funciones internamente
  • Ahorro de dinero dependiendo de la amortización que te haya supuesto la inversión en tu equipo actual y en tu equipo nuevo
  • Ampliar los usos que le das a tu equipo actual

Ventajas de quedarte con el actual

  • Pequeñas mejoras pueden hacer que el rendimiento actual mejore considerablemente dependiendo del equipo
  • Sin necesidad de tener que pasar todos los datos e información al equipo nuevo
  • Ahorro de dinero en el caso de que el ordenador no presente averías y su funcionamiento sea del todo normal
  • Sin necesidad de un equipo superior para el uso que le das, no compensa la inversión en uno nuevo
  • Ahorro de dinero dependiendo de la amortización que te haya supuesto la inversión en tu equipo actual y en tu equipo nuevo
  • Si las actualizaciones del sistema operativo son compatibles mantienes la interfaz actualizada sin tener que invertir en uno nuevo

La amortización para calcular si realmente te compensa en tu caso cambiar de ordenador o invertir dinero en el que ya tienes para mejorarlo se calculan en base al precio original del ordenador y al tiempo que te ha durado. Así, si has gastado 1000 euros y lo tienes desde hace 5 años, 200 euros anuales es el precio de tu ordenador. Si la reparación o mejora no alcanza esa cifra, sin duda te compensa si va a durarte al menos otro año más. En caso de reparaciones más complejas y costosas habría que analizar el tiempo que te va a durar para verificar si en ese caso es mejor comprar otro.

¿Cómo mejorar un ordenador antiguo?

A veces no es posible hacer gran cosa para mejorar un ordenador antiguo porque ni el software ni el sistema operativo se puede actualizar en él. Sin embargo, cuando esto no ocurre, hay algunos elementos que se pueden cambiar o ampliar obteniendo así una mejora considerable en el rendimiento del equipo informático:

  1. Ampliación de la memoria RAM
  2. Cambio del disco duro por uno SSD
  3. Cambio del procesador por uno mejor
  4. Cambio de la tarjeta gráfica por una más potente y acorde a los demás elementos
  5. Mejorar la ventilación del ordenador

Todos los recursos que te hemos presentado anteriormente son opciones que puedes llevar a cabo tú mismo comprando las piezas si sabes un poco de electrónica. Así te ahorrarás dinero. Pero, si no sabes, lo mejor es que consultes con un profesional porque podrías acabar arruinando el ordenador con el que tenías pensado quedarte.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...