Las redes WiFi gratis pueden ser una trampa para espíar tu móvil ¡Evítalas!

Las redes WiFi gratis pueden ser una gran fórmula para navegar sin coste, pero algunas de ellas esconden espías que se cuelan en tu teléfono. Te enseñamos a evitarlas.

redes WiFi

Cuando hablamos de Internet móvil, casi todo el mundo asume cierta preocupación por quedarse sin datos. Lo cierto es que en muchos casos, cuando viajamos, ni siquiera los tenemos porque las tarifas roaming, aún en Europa, siguen siendo demasiado costosas. Mientras la Unión Europea ha pospuesto el precio estándar para todo el continente ya varios años a petición de las propias compañías que saben que de ahí pueden obtener un muy alto beneficio, los que viajan deben buscarse la vida en muchos casos accediendo a zonas WiFi y puntos de conexión a Internet que no siempre son todo lo seguros que deberían.

Seguramente en más de una ocasión hayas visto como cerca tuyo hay redes WiFi abiertas, y pensarás que a alguien se le olvidó bloquear el acceso a la red y que tú puedes aprovecharte de ello. Y puede que sea así. Pero, también puede que en realidad a lo que te estés conectando sea a un punto de acceso a Internet en el que se están preparando para espiar datos de tu teléfono y luego poder hacer uso de ellos. Podrían no tener fines demasiado maliciosos, más allá de obtener cierta información. Pero, también podrían incluso llegar a suplantarte la identidad virtual o a hacer pagos con los datos bancarios que tengas almacenados en tu cuenta.

Cómo detectar puntos WiFi que no sean seguros

Probablemente, tras haber leído los párrafos anteriores, la gran duda que te queda es cómo puedes hacer tú para saber cuáles de los puntos WiFi con los que te encuentras no responden a esos parámetros de seguridad que requieres. En realidad, no hay una señal de advertencia que pueda determinar que todos esos puntos WiFi abiertos que hay sean o no seguros. Sino, los hackers verían su labor muy poco recompensada. Pero si hay algunos consejos que puedes seguir para poder evitarlos, o al menos, extremar las precauciones frente a ellos:

  • En primer lugar, desconfía. En la mayor parte de los casos, acabamos infectando nuestros dispositivos de electrónica por el hecho de que nos fiamos demasiado. Si tienes la mosca detrás de la oreja, es muy probable que te evites la mayor parte de los problemas relacionados con tu terminal móvil.
  • En segundo lugar, analiza: si se trata de puntos WiFi que ofrecen los locales comerciales, o incluso los que se ofrecen como públicos por parte de algunas ciudades, no deberías tener demasiados problemas. Todas estas opciones aseguran una conexión libre de hackers hasta cierto punto gracias a la infraestructura de la que disponen. Nunca tires la primera piedra, pero en estas conexiones puedes declararte al 90% seguro.
  • En tercer lugar, busca: si no sabes si la conexión que estás a punto de utilizar es o no segura, aunque no lo sabrás nunca a ciencia cierta, puedes utilizar la herramienta que han desarrollado desde la aplicación de seguridad con el análisis de los datos de miles de conexiones alrededor del mundo. Puedes acceder directamente desde maps.skycure para saber si en realidad en la zona en la que te encuentras hay más o menos probabilidades de encontrarse con una de estas conexiones que sirven para robar datos a quienes las utilizan.

En cuarto lugar, piensa como un hacker: a veces, la mera lógica puede salvarnos de situaciones de apuros. Así, por ejemplo, ¿crees que un hacker iba a molestarse en crear una conexión que robe datos en un sitio en el que apenas pasan personas por él? Probablemente no. Está claro que no es un no seguro, pero las probabilidades que existen de que un punto WiFi en el centro de Madrid por el que transitan miles de personas a diario sea no seguro, y uno que está en un lugar por el que apenas pasan decenas son muy distintas. En el primero de los casos, el tránsito compensará que más usuarios se conecten. Más usuarios son más datos y por lo tanto, hacen que el trabajo sea rentable. Menos usuarios podrían hacer que la rentabilidad no le compense.

¿Habías pensado alguna vez que todas esas redes WiFi abiertas que parecen estar ahí para salvarnos la vida cuando no tenemos datos ocultasen a alguien que está detrás de tus datos? ¿Te ha ocurrido alguna vez algo conectándote a una de ellas, como por ejemplo que haya movimientos extraños en tu cuenta o que te llegue un montón de spam que no sabes de dónde sale?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...