Recomendaciones para conseguir un empleo online

Si quieres ayudarte de la red para conseguir empleo, puedes poner en práctica las siguientes indicaciones: 1. Trabajar tu perfil laboral. 2. Seleccionar plataformas de empleo. 3. Hacer una búsqueda de trabajo selectiva. 4. Buscar apoyo de las redes sociales. 5. Cuidar tu imagen online.

empleo online

Antes, para encontrar trabajo tenías que recorrer empresa por empresa entregando curriculums, o dedicarte a revisar las páginas de anuncios de los periódicos en busca de ofertas de empleo; ahora, a todo lo anterior, que nada es despreciable, hay que añadir y hasta dar preferencia, los medios que Internet te ofrece para conseguir trabajo, pero no es tan sencillo como parece.

Internet es mucho más que un periódico, mucho más que un buscador. Internet te ofrece aplicaciones y plataformas en las que buscar y encontrar trabajo, te permite enviar correos a los departamentos de recursos humanos de distintas empresas presentando tus credenciales en espera de una entrevista laboral. Hay muchas posibilidades pero tienes que saber utilizarlas bien para que te reporten el resultado deseado.

La forma de presentarte a través de la red no es la misma que en una entrevista presencial, por eso tendrás que considerar algunos aspectos que quizá antes no te parecieran importantes, por ejemplo cuidar tu redacción y tu ortografía, al igual que la precisión y la claridad. Las indicaciones que encontrarás a continuación pueden ayudarte en esta tarea.

1. Perfil laboral

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de conseguir un puesto de trabajo, es que tu perfil laboral esté correctamente elaborado y presentado. No existe un modelo ideal o estándar pero la información que los seleccionadores buscan es casi siempre la misma. Es importante que tenga un currículo que incluya toda tu experiencia laboral, tu formación profesional, los idiomas que dominas y tus capacidades.

Puedes crear un perfil flexible que sea válido para la búsqueda de diferentes trabajos y que te permita resaltar en un momento determinado las habilidades que más te interesen en función del puesto al que aspires.

2. Seleccionar plataformas de empleo

Existen plataformas de empleo especializadas en poner en contacto a candidatos y empleadores. Busca las más prestigiosas y coloca en ellas el perfil laboral que has creado anteriormente y todo aquello que creas te puede ayudar a ser elegido para un puesto de trabajo. Por el mero hecho de tener presencia digital las ofertas de trabajo te pueden llegar sin necesidad de buscarlas, pues muchas empresas hacen seguimiento de los perfiles que se encuentran en la red.

Una vez que hayas introducido tu perfil, mantén la información actualizada y revisa constantemente las ofertas que aparecen. Ayúdate de estas cinco apps para buscar trabajo, son sencillas, gratuitas y rápidas: Job Today, Work Today, CornerJob, Infojobs y Worksi.

3. Búsqueda selectiva

Cuando el empleo escasea es normal agarrarse a lo que salga primero, eso no quiere decir que no puedas hacer una búsqueda más selectiva a partir de tus gustos e intereses, es otra facilidad que te proporciona la red.

Hazte una lista con los empleos que te gustaría desempeñar y con las empresas en las que te gustaría estar contratado, elige las palabras claves relacionadas con ello e introdúcelas en los buscadores, plataformas de empleo y redes sociales, así como en tus perfiles laborales, seguro que encontrarás ofertas acordes a tu perfil.

Tu búsqueda puede ser selectiva, pero tú no debes serlo a la hora de recibir o encontrar ofertas. Aunque no cumplas todos los requisitos que en ellas se piden, no descartes ninguna de antemano, puede que la compañía no encuentre el candidato que reúna todas las exigencias y opte por otro que se acerque a ellas lo más posible entre los que se han ofrecido para cubrir el puesto.

4. El apoyo de las redes sociales

Aunque pueda parecer una tontería, preguntar a tus contactos en redes sociales como Twitter y Facebook por ofertas de empleo, o comunicarles tus deseos, búsquedas y proyectos puede resultar más provechoso de lo que imaginas.

Siempre puede haber alguien bien situado en el mercado laboral que conozca o disponga de información que tú no tienes y te la puede hacer llegar, o que te presente a quienes puedan ofrecerte un empleo. No se trata de enchufismo o de recomendaciones, sino de poner en contacto a quienes pueden tener intereses comunes: uno porque demanda empleo y otro porque lo ofrece; el resultado vendrá o no, como consecuencia de las competencias del primero y las condiciones ofrecidas por el segundo.

5. Cuida tu imagen online

Pero de nada te servirá todo lo anterior: tener y presentar el mejor perfil laboral del mundo, contar con las mejores plataformas de búsqueda de trabajo y los altavoces más potentes en las redes sociales, si luego descuidas tu presencia y modo de aparecer y presentarte en otros ámbitos de las redes sociales.

Todo lo que cuelgues en la red: fotos, videos, comentarios… es público y quedará registrado por años sin que lo sepas. Las compañías, para conocer a sus candidatos, generalmente rastrean en redes sociales y buscadores la información que puedan tener contenida sobre ellos.

Puedes poner remedio buscando tu nombre en Google para asegurarse de que no aparezca nada negativo, como comentarios inapropiados en foros o fotos comprometedoras. Y configura la seguridad de tu perfil en las redes para evitar que todo lo que aparezca en ellos sea de dominio público.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...