Ahorrar en internet compartiendo WIFI con el vecino

Las Tarifas de acceso a internet en España son de las más caras de Europa y a pesar del artículo comparativo de precios de los principales operadores que hemos leído, el gasto de disponer una ADSL en casa supone un pagar al año entre los 209€ de Orange y los 408€ de Telefónica, a lo que tendremos que sumar el coste de la línea Telefónica que como mínimo son otros 180,96€ al año (ONO tiene un paquete por 449€)

Una forma de poder ahorrar una parte del acceso a internet y la cuota teléfonica es compartir la red WIFI Que ya tenga algún vecino próximo a nosotros.

La forma de conocer si tenemos esta opción es buscar con la red wifi de nuestro ordenador que otras redes inalámbricas detectamos. Una vez vista las diferentes opciones de redes, se trata de encontrar que vecino es el propietario de ella. Si llevamos tiempo viviendo en el mismo bloque o en nuestra calle es posible que con la mayoría de los vecinos tengamos la confianza suficiente para preguntarles si tienen ADSL o no. Y si nos acabamos de mudar es la excusa perfecta para presentarnos al resto de los inquilinos.

Una vez que sabemos que vecino tiene adsl podemos averiguar qué nombre de red tiene y de que ancho de banda de subida y bajada dispone. Con esa información podemos ofrecerle una cantidad mensual entre 10 y 15€ mensuales para que nos permita compartir su red de acceso a internet. Lo único que él tendría que hacer es facilitarnos la clave de acceso a la red inalámbrica y tomar unas pequeñas medidas de seguridad informática.

En casa comprobaremos que podemos acceder con fluidez a internet con su acceso y deberíamos evitar programas p2p que ocupen todo el ancho de banda de la red colapsando al vecino (es recomendable que como mucho utilizen un 50% tanto de subida como de bajada).

También podemos contemplar esta situación siendo el otro vecino. Si ya disponemos de ADSL en casa con línea de teléfono y queremos reducir el gasto podemos ofrecer al resto compartir el ancho de banda a cambio de una cuota mensual reducida. Para publicitarlo podemos hacer carteles con nuestro número de teléfono y ponerlo en el rellano de entrada a la finca, o incluso comentarlo en la próxima Junta de Vecinos.

Si tenemos la suerte de disfrutar de una ADSL 2+ con anchos de banda de 10 y 20MB podemos incluso instalar amplificadores de señal inalámbrica para poder llegar a más vecinos y compartir el gasto con más gente.

Hay que recordar una vez tengamos a nuestros inquilinos inalámbicos debemos tomar unas medidas mínimas de seguridad, evitar que haya alguno que consuma más ancho de banda del que le correspondería y que otras personas accedan sin autorización.

Otra opción es registrarte en FON como cliente “Bill”. Un cliente “Bill” tiene una Fonera, comparte WiFi, tiene acceso gratis a los FON Spots, y gana el 50% de los ingresos obtenidas cuando un cliente “Alien” compra un pase en su FON Spot. Por lo que si vives en una calle céntrica de una ciudad importante o cerca de algún palacio de congresos, feria de muestras, hotel,.. etc. Puedes ganar algo de dinero además de disponer de acceso gratis a los puntos FON repartidos por todo el mundo.

Hay que tener en cuenta que no todos los proveedores de internet permitan realizar una reventa del acceso, así que, para evitar ilegalidades, revisar vuestro contrato con ellos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...