Un 85% de las calderas no son eficientes y contaminan demasiado

¿Sabes que las calderas producen una cantidad importante de contaminación?

La mayoría de las calderas contaminan demasiado

Cada vez que hablamos de los cambios climáticos solemos enfocarnos en los principales culpables, la contaminación generada por los transportes terrestres. Sin embargo, este ocupa sólo una parte del verdadero problema.

En la última década, las emisiones de comercios y casas en las ciudades han incrementado en cuanto a la construcción, manteniendo la actividad económica latente en el mercado.

Las instituciones, los locales comerciales y los hogares ocupan una responsabilidad del 57% al emitir partículas al medio ambiente. La contaminación del aire se debe al 47% de monóxido de carbono, y un 14% por dióxido de nitrógeno.

El trasporte terrestre es el principal contaminante, ocupando una cifra del 39%.

Sin embargo, los sistemas de calefacción también son generadores de sustancias que afectan a la capa de ozono, perjudicando al medio ambiente. Siendo ineficientes y altamente contaminantes.

Por eso, existen otras alternativas de calderas que disminuyen la contaminación.

Calderas Murales

Entre otras opciones de calderas menos contaminantes encontramos a las calderas murales. Estas son utilizadas mayormente en los apartamentos, comercios y ciertas instituciones de salud.

La tecnología de las calderas murales facilita un ahorro del 25% de energía, disminuyendo considerablemente las facturas de electricidad. Además, se caracteriza por emitir menos CO2, con un 35%.

Existen movimientos que otorgan ayuda económica a ciertas instituciones y comercios a nivel nacional, con el fin de renovar los sistemas de calderas. Proporcionan aquellas que no perjudiquen de gran manera al medio ambiente.

Además de esto, confieren planes y programas, como charlas que tienen como finalidad comunicar a las personas sobre los riesgos que traen las calderas al medio ambiente, siendo nocivas para la capa de ozono.

Las calderas juegan un papel importante en nuestra vida diaria. Sin embargo, es necesario adquirir las más adecuadas con el fin de evitar una expansión de la contaminación.

Consideraciones generales

Uno de los principales inconvenientes que trae la implementación de calderas es el desconocimiento de ellas mismas. Antes de proceder a la instalación, es necesario informarse sobre todo el sistema, los pros y los contras que este trae.

Es importante que cada caldera cuente con una identificación. Esto con el fin de mantener a las personas informadas, además de su función, del peligro que trae por el mal uso.

Informarse sobre ellas también evita que se adquiera una nueva en el caso que la anterior se descomponga, cuando aún es reparable; generando así un gasto mucho mayor.

Las calderas tienen una duración de al menos 25 años, siempre y cuando se cumpla con el mantenimiento adecuado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...