Teletrabajo: ¿una alternativa a la crisis de empleo en España?

El teletrabajo comienza a ser una opción a considerar en los malos tiempos económicos que corren las economías familiares y resulta conveniente para conciliar vida personal y laboral

teletrabajo

Seguramente la crisis nos hará cambiar en muchas cosas. Y si ya hemos comentado en nuestro blog de ahorro que en parte el cambio se llevará a cabo en nuestro modo de comprar, en nuestra manera de consumir y sobre todo en el comportamiento que tenemos ante la necesidad por ciertas cosas, que solo la mala situación económica nos ha hecho entender que no es tan importante disponer de ciertos bienes y servicios, al menos, no son imprescindibles como creíamos. Pero no solo eso ha cambiado. Han cambiado muchas cosas, y entre ellas los trabajos.

A estas alturas y aunque parezca increíble si que hay un sector que ha aumentado considerablemente el número de empleos. Hablamos del teletrabajo, que no consiste en más que armar la oficina, el taller o lo que sea necesario para desempeñar esa función en la propia casa, y aunque parezca todo un mundo lleno de ventajas, tampoco es la panacea, aunque si que es verdad que está ayudando a muchos a hacer un poco más flexibles los ingresos del hogar, y en el caso de las mujeres les permite conciliar su vida familiar con la laboral, con lo que son ellas las que más apuestan por este tipo de trabajos.

Tipos de teletrabajos hay muchos. Desde los profesionales que se deciden a montar la oficina en casa y la preparan de tal manera que sea un despacho completo, hasta quien trabaja por ejemplo ensobrando artículos que le solicitan las empresas, cosiendo en un pequeño taller o realizando tareas como la venta online de artículos artesanales. Casi todo tiene cabida, y las nuevas tecnologías hacen que la labor sea cada vez más productivas con herramientas de comunicación en tiempo real y en cualquier lugar del mundo.

Eso si, el teletrabajo aún no acaba de estar bien visto por muchos, que no alcanzan a entender que desde casa se pueda trabajar casi igual que en una oficina. Y además los salarios, al menos en caso de los trabajos que se pueden realizar en la oficina y en casa suelen ser más bajos. Aunque también hay que tener en cuenta que el trabajador no tiene que correr con costes habituales que requieren los trabajos habituales como por ejemplo el transporte, o las comidas fuera por reuniones o jornadas que se alargan.

Entonces, ¿es el teletrabajo una alternativa a la crisis de empleo en España? Probablemente en parte. Aunque no la única.

Imagen: sporras

Vía: Consumer

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...