¿Compensan los seguros que cubren terminales móviles?

Con la tecnología adueñándose de cada espacio vital de nuestras vidas, los servicios asociados a ella como los seguros de móviles se multiplican. Hoy en A Fin de Mes analizamos si nos compensan.

moviles

Probablemente el mundo de la tecnología nos haya cambiado más la vida de lo que realmente somos conscientes a día de hoy. En este caso, disponer de un terminal móvil inteligente nos sirve para mucho más que para hacer llamadas y disfrutar de un sinfín de entretenimiento o utilidades en forma de aplicaciones. De hecho, no es la primera vez que te mostramos cómo ahorrar dinero a través de apps, o cómo la mensajería instantánea puede ayudarte a reducir esos gastos hormiga de los que siempre hablamos y tan perjudiciales resultan para nuestro ahorro. Pero el mundo móvil y la acogida social que ha tenido ha hecho que sea un entramado y un conjunto de servicios los que se asocian alrededor de éste. Y hoy queremos hablarte de las posibilidades que nos ofrecen los seguros que cubren los terminales móviles.

Seguros para móviles

Para empezar, sobre todo si no tienes ni idea de este tipo de productos, vamos a enumerar las coberturas más comunes que se suelen ofrecer en la mayoría de las pólizas. Sin embargo, ten en cuenta que aunque son todas las que están, no están todas las que son y que en muchos casos se cambian unas por las otras en función de lo que se pretende ofrecer y de los modelos concretos de terminales.

¿Qué cubre un seguro de móviles?

Pérdida por robo: si te roban el teléfono, tras la denuncia interpuesta, tu compañía en caso de ofrecerte esta cobertura debería reembolsarte su valor para que puedas comprarte otro de similares características.

Uso fraudulento por robo: en ocasiones las coberturas de los seguros de móviles van más allá del importe del terminal en el momento en el que te lo sustraen, y añaden una cobertura específica en caso de utilizar tus datos personales almacenados para poder hacer compras online o servicios relacionados.

Daños por accidente: si algo le pasa al teléfono, sea por la razón accidental que sea, el seguro te cubrirá el coste de la reparación, o en caso de que se estime necesario el coste que el producto tiene actualmente en el mercado.

Averías del teléfono: las averías más básicas de los terminales suelen estar cubiertas por la garantía. Sin embargo, esto no es siempre una realidad, y además la garantía tiene solamente la base de daño de fábrica. En ocasiones, las averías se producen por mal uso o por utilizar accesorios de algún tipo. Para que se cubran es necesario que aparezcan enumeradas en la póliza de seguros del teléfono.

Rotura de pantalla: suele ser la cobertura más demandada y si tu seguro no te la ofrece desde luego no es la mejor opción. Por lo general, todos los teléfonos suelen tener debilidades en esta zona y basta un mal golpe para que acabe cayendo al suelo y haciéndose añicos.

¿Cuánto cuesta un seguro para móviles?

Probablemente sea una de las preguntas más complicadas de responder porque todo depende de la compañía que te lo ofrezca y de las coberturas que se incluyan en ese servicio. De hecho, los seguros para móviles más comunes se ofrecen por distintas empresas y en muchos casos en promociones. Esto dificulta hablar de términos generales. Pero por norma básica, los seguros de móviles se pagan mensualmente con una cuota que se descuenta de nuestro banco previa autorización. Para que te hagas una idea puedes pagar unos 2 euros por un terminal muy básico, y entorno a 15 euros mensuales por uno de los más avanzados y de alta gama. Pero como digo, son solamente cantidades orientativas.

¿Compensan los seguros para móviles?

La verdad es que ocurre un poco como en el caso anterior. No hay una respuesta exacta a la pregunta. El punto es sí de verdad creemos que vamos a tener alguno de estos problemas, o si las posibilidades de sufrirlos son al menos elevadas. Además del factor riesgo en nuestro caso, el cual va a depender casi siempre de cómo seamos y del uso que le demos al terminal móvil, entrará en juego el factor coste. De hecho, hay que echar las cuentas de lo que nos cuesta el seguro y de cuánto nos costarían las reparaciones o el dinero de indemnizaciones en caso de que se diese alguno de los supuestos. Si con todo esto, la cuenta te sale positiva, entonces deberías pensarte hacerte con uno de los tantos seguros de móviles que se ofrecen en el mercado. Sino, mejor quédate con la fórmula de la vieja usanza.

En caso de que quieras contratar un seguro de móvil, tanto las aseguradoras tradicionales, como las operadoras de telefonía y centros comerciales en los que se vendan este tipo de gadgets tendrán a tu disposición un catálogo en el que elegir el que mejor se adapte a tus necesidades.

Imagen: melenita2012

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...