Tarifa de discriminación horaria: cómo funciona, ventajas y inconvenientes

La luz está por las nubes y casi todos buscamos ahorrarnos dinero en la factura, con lo que hoy pretendemos darte las claves para usar la tarifa de discriminación horaria

Electricidad

¿No hay manera de qué tu factura de la luz baje de precio? Pues hoy te contamos algunas cosas que deberías saber sobre la tarifa de discriminación horaria, la cual tiene muchos defensores que la definen como la más rentable en la mayoría de las ocasiones, y aunque yo creo que todo depende del uso que hagas de los aparatos eléctricos, de los electrodomésticos y de la luz de tu hogar, por si acaso has pensado que es tu mejor opción antes de decidirte deberías echar un vistazo a qué es y cómo funciona, para estar informado del todo, que siempre es mejor para cualquier cosa.

Tarifa de discriminación horaria: cómo funciona, ventajas y inconvenientes

¿Qué es la tarifa de discriminación horaria?

La tarifa de discriminación horaria es aquella en la que el consumidor verá penalizado su consumo durante las horas del día en las que se considera que hay luz suficiente como para no gastar electricidad, y lo verá bonificado, es decir, pagará menos por esa electricidad en aquellas en las que no hay luz en el exterior.

Ventajas la tarifa de discriminación horaria

Tienes una muy buena tarifa de cara al mercado tradicional y el nuevo mercado de la luz en el horario reducido, con lo que si sueles trabajar fuera puede que te ahorres un buen dinero si la contratas.

Si tienes calefacción eléctrica o sistemas de acumulación de energía es una gran tarifa que te permite aprovechar al máximo el horario reducido del coste de la luz para conseguir que lo que más gasta se salde precisamente con esa rebaja.

Desventajas de la tarifa de discriminación horaria

El problema fundamental de la tarifa es que dependiendo del lugar de España en el que vivas, esos horarios propuestos coincidirán o no con la luz natural. Los horarios de la tarifa de discriminación horaria son los siguientes para el consumo bonificado, es decir, el momento en el que se te cobrará menos por la electricidad consumida:

  • Deste las 22:00 hasta las 12:00 en invierno
  • Desde las 23:00 hasta las 13:00 en verano

Eso quiere decir que tendrías que estar fuera hasta esas horas de la noche para ver cómo se nota la caída en tu factura de la luz, algo bastante improbable. Aún así si sueles poner la lavadora, secadora, lavavajillas, TV y todo lo demás que consume energía por las noches puede que te convenga

Imagen: Juan Pedro Diez

Vía: Consumer

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...