¿Son buena idea las tarifas planas de luz y gas?

Antes de elegir las tarifas planas para pagar tus servicios, debes conocer algunos aspectos importantes.

¿Qué tan convenientes son las tarifas planas?

Muchas son las familias que optan por las tarifas fijas de servicios como el la luz y el gas, con la intención de gastar menos dinero. ¿Pero realmente es menos lo que paga con este método? ¿Las tarifas planas garantizan un gasto menor y un mayor consumo? ¿Vale la pena tomar esta opción de pago? Aquí aclaramos estas dudas.

Empecemos por definir qué es una tarifa plana. Es aquella en la que una compañía cobra una cantidad de dinero fija cada mes, por la prestación de un servicio.

En la actualidad muchas personas consideran que al elegir la modalidad de tarifa plana simplificarán su vida y esto no necesariamente es así. En ocasiones está opción resulta un verdadero problema. Veamos porqué.

A tener en cuenta

Elegir una tarifa para cancelar estos servicios no debería significar una tarea ardua pero lejos de lo que muchos piensan, puede convertirse en un verdadero dolor de cabeza si no analizas detenidamente los pros y contras de optar por tarifas planas.

Es importante que tengas en cuenta que en ocasiones las empresas proveedoras de servicios recurren a modalidades de pago aparentemente atractivas y convenientes para tu bolsillo, cuando en realidad resultan una estrategia bien pensada para engancharte y que finalmente termines cancelando más de lo que tenías planeado.

Otro asunto que deberás tener presente es que todas las compañías no ofrecen la opción de tarifas planas. Cada una trabaja de una forma específica, por lo que sí quieres tomar esta modalidad tendrás que asegurarte que la empresa proveedora del servicio cuenta con dicha alternativa.

Problemas de elegir tarifas planas

Generalmente puedes pensar que tomar la opción de la tarifa plana es lo más seguro e indicado. La comodidad de conocer el precio de la factura por adelantado y la sensación de tener cuotas estables cada mes son el enganche perfecto para captar a los clientes. Sin embargo, hay ciertos aspectos que debes tener en cuenta antes de irte por esta opción.

A continuación, mencionamos algunos de los inconvenientes con los que tendrás que lidiar si eliges la modalidad de las tarifas planas.

Pensar que pagarás lo mismo y consumirás más

Es muy común que creas que al elegir una tarifa plana pagarás la misma cifra cada mes y podrás paralelamente tener un consumo mayor. Básicamente tendrás la sensación de consumo ilimitado y esto terminará por crearte un verdadero inconveniente.

Si confías en que por haber pagado puedes consumir más de lo establecido irás acumulando una deuda que luego puede terminar afectando tu bolsillo.

Cuando ocurren estos casos las compañías proveedoras de servicios se encargan de hacer una revisión minuciosa del consumo y finalmente terminan cobrándote ese extra, que además suele ser más elevado que lo que de pagaría por una tarifa fija.

Consumir menos de lo habitual

Quizá puedas pensar que si eres organizado y consumes menos de lo habitual la compañía podrá realizar una especie de devolución por aquello que no consumiste y esto podría resultar un arma de doble filo, ya que para recuperar la inversión tendrás que renovar el contrato por otro año.

El riesgo es que la empresa que provee el servicio te ofrecerá “un bono” en el que la primera mensualidad no será cobrada, pero ya estarás atado por 12 meses más en los que terminarás pagando más, de nuevo.

Aumento paulatino de la tarifa

Las empresas de servicios aseguran que pagarás la misma tarifa durante un año, y en teoría esto es así. Sin embargo, hay que plantearse qué ocurrirá pasados los 12 meses. ¿Se mantendrá esa cantidad sin variación alguna?

La compañía podría aplicar una revisión de tarifas y aumentarlas sin previo aviso. Al fin y al cabo, es una empresa y como tal tiene el derecho de modificar el costo de sus servicios que considere pertinentes, con el fin de mantener o incrementar sus beneficios.

Penalización

Se supone que la modalidad de tarifas planas consiste en mantener esa metodología de pago mínimo por un año, por lo que si decides que lo mejor es rescindir del contrato antes de cumplir el año, la compañía te aplicará una penalización, esto dependerá de las cláusulas de cada proveedor de servicios.

¿Convenientes o no?

Es evidente que siempre buscaremos las opciones que nos permitan ahorrar y llevar una vida más simple. Lo importante es analizar cada alternativa.

Sin duda las tarifas planas pueden llegar a parecer muy atractivas y con muchos beneficios para los consumidores, pero en realidad debería ser la última opción para elegir, pues en la mayoría de los casos se termina pagando más de lo que corresponde.

En conclusión, podemos decir que las tarifas planas no son la mejor opción para todo el mundo. Si estás pensando que tomar este método para cancelar tus facturas es lo más indicado, te recomendamos evaluar bien aspectos específicos como tú nivel de consumo y por supuesto tu capacidad de pago mensual.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 4,20 de 5)
4.2 5 5
Loading ... Loading ...