¿Sirve el certificado energético de una vivienda para ahorrar?

El certificado energético de la vivienda es obligatorio. Sin embargo, no todo el mundo lo utiliza más allá de ser un trámite. Con él puedes ahorrar energía y hoy vamos a enseñarte cómo hacerlo.

certificado energia

El certificado energético es un trámite obligatorio para todos aquellos que tengan una vivienda en propiedad, al menos siempre y cuando la vayan a alquilar o a vender. De hecho, desde hace un tiempo no se puede llevar a cabo este trámite si no existe este documento que identifica el consumo de la vivienda por sus instalaciones y por el tipo de electrodomésticos que tiene montados. El certificado energético se renueva cada diez años, aunque los propietarios pueden solicitar antes uno nuevo si hacen reformas o cambian el equipamiento de la casa. Teniendo en cuenta que el documento se emite para certificar el gasto que implica, se supone que a menor gasto, más atractiva sería una vivienda.

De momento, en España, no se le da demasiada importancia a estos factores y, sin embargo, suponen la mayor parte del gasto que se hace en economía doméstica. Pero, mientras algunos hacen caso omiso a estos temas relacionados con el medioambiente, otros sacan partido de lo que son leyes que están pensadas para concienciarnos. De hecho, el certificado energético, además de costarte dinero, puede hacerte ahorrar mucho. ¿No tienes ni idea de cómo? Pues no te preocupes, que hoy te lo vamos a explicar.

Ahorrar dinero con el certificado energético

El certificado energético otorga a la vivienda una calificación que se expresa con una letra que va desde la A hasta la G. Eso significa que la A es la mejor puntuación, es decir, se trata de la vivienda más eficiente y, por lo tanto, en la cual el consumo doméstico es menor. Lo contrario ocurre con la G y en el intermedio de ambas hay toda una serie de niveles. Pero esto seguro que ya lo sabías, y sigues sin saber cómo ahorrar dinero con este documento en la mano ¿Verdad?

Pues bien, el certificado energético no solamente te otorga una calificación sino que te ayuda a entender aquello que hace que tu vivienda tenga un consumo elevado. De esa manera, puedes saber si lo que requieres es en realidad aislamiento, si necesitas más bien cambiar los electrodomésticos, o si lo que está mal son las instalaciones en general que se han quedado obsoletas. Con esta información en la mano podrías hacer pequeñas reformas que lleven a tu vivienda a mejorar su nivel. Pero no solo por el mero hecho de mejorarlo, sino porque sin saberlo supone un gran gasto anual en tu hogar. ¿Quieres saber de cuánto estamos hablando? A continuación te lo explicamos…

Una vivienda que obtiene el peor resultado en el certificado energético consume un 90% más de energía que una vivienda calificada con un A. Eso significa que mientras la primera alcanza un consumo de 200 euros de media, la última puede llegar a gastarse hasta 2000 euros en servicios y consumos del hogar habituales. Se trata pues de una inversión que compensa en un corto período de tiempo y que puede convertir a tu vivienda en una fórmula de ahorro y a la vez revalorizarla en el mercado. Al fin y al cabo, aunque sean todavía pocos los que se fijen en esto, sí que es verdad que hay muchas personas que preguntan por el consumo de la luz, del gas o de la comunidad.

Cuidado con las certificaciones energéticas

Antes de cerrar este artículo sobre las posibilidades de ahorro que te puede ofrecer el certificado energético habría que considerar que no se debe contratar a cualquiera para que emita la documentación. De hecho, se han dado casos de fraudes de agencias y empresas que no estaban autorizadas y cuyos clientes se quedaron con un papel que no tenía valor alguno para ellos. Por eso re recomiendo asesorarte bien y no quedarte con la primera opción que tengas para pasar esta obligación legal.

Eficiencia en el consumo doméstico

Para aquellos que aman la tecnología hay que decir que actualmente existen en el mercado toda una serie de aparatos que permiten moderar y reducir el consumo eléctrico de la casa. Es cierto que no son precisamente económicos, pero también es verdad que podrían convertirse en una buena idea de inversión con la que ahorrar mucho dinero en el largo plazo. Sino, habrá que esperar a que ocurra lo que todo el mundo piensa que pasará: que con el paso del tiempo, todos esos productos cuesten menos y se muestren más asequibles en el mercado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...