Presupuesto familiar: cuestión de prioridades

Los salarios cada vez más bajos, la crisis económica y el aumento del desempleo han llevado a que un 6% de los españoles se retrase en los pagos de la hipoteca, del alquiler, del coche o de los suministros básicos y más de un tercio de las familias no puede afrontar un gasto inesperado como una reparación del coche.

Y lo peor de todo es que esto va en aumento y vamos camino de una recesión. La morosidad y los números rojos se refleja en las cuentas de resultados de las entidades que, a su vez, concederán menos créditos por lo tanto las cuentas en nuestra economía familiar, si tienes más gastos que ingresos corre de nuestra cuenta y hacer malabarismos o elaborar prioridades para al menos llegar a fin de mes.

Como primera medida, hay que identificar los gastos superfluos que se pueden eliminar, reducir o aplazar hasta un momento de mayor desahogo económico y dar prioridad a los gastos esenciales y más principales. También es conveniente reconocer si se puede gastar menos cambiando el modo de vida y elaborar un presupuesto mensual, así sabremos lo que gastamos en el hogar y en qué.

En estos presupuestos están los gastos mensuales fijos. Aquí estamos hablando de pagos como el alquiler, la hipoteca, o los créditos bancarios. Hay que saber que si no se paga en el tiempo estipulado, hay intereses de demora. Por lo tanto es lo primero que hay que pagar todos los meses.

Después están los gastos variables. Están los suministros básicos como: la luz, la calefacción, agua, teléfono. Aquí se puede moderar el gasto mes a mes. También entra, la comida, transporte y ropa.

Los gastos discrecionales son los más fáciles de eliminar dentro del presupuesto familiar. Ya que aquí se incluyen las actividades de ocio, las comidas fuera de casa, el tabaco, las bebidas alcohólicas, y un largo etc.

Imagen |  voltairenet

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...