Mi vecino me roba el WiFi ¿qué hago?

Es bastante habitual encontrarse con casos en los que el vecino roba el WiFi. Hoy te explicamos cómo detectarle y también te animamos a proponerle un pago a medias.

conexion wifi

Dentro de todos esos problemas cotidianos a los que se enfrenta la economía doméstica, hay uno que resulta ser mucho más habitual de lo que parece. Las tarifas de Internet en España no se asemejan a las europeas, y aquí pagamos mucho más por conexiones bastante más lentas. Precisamente el alto coste que supone para la economía familiar mantener una línea de ADSL o fibra hace que sean muchos los que se unen a la picaresca de robarle el WiFi al vecino.

Robarle el WiFi al vecino no requiere de grandes conocimientos técnicos. De hecho, no hace falta ser un hacker para acceder a estas conexiones. En la red existen cientos de aplicaciones que permiten colarse en el Internet del piso de al lado sin demasiada complicación. Pero ¿qué pasa si eres tú el vecino de al lado? ¿Cómo puedes evitar que te roben el WiFi? Incluso voy más allá ¿qué te parecería convertir al ladrón de tu conexión en un vecino con el pagar Internet a medias? De todo ello hablamos a continuación en A Fin de Mesa.

Lo primero ¿quién está robando mi WiFi?

La primera cuestión que surge en la mente de alguien a quién le están robando la conexión WiFi pasa por identificar al que se cuela en su Internet. Así como para robar la conexión no hace falta contar con grandes conocimientos informáticos, para saber quién se cuela en tu conexión tampoco. De hecho, en el mercado hay unas cuantas aplicaciones, tanto para el móvil como para el ordenador que te interesa conocer si quieres identificar y expulsar al que roba tu conexión.

Si eres de los que prefieres ejecutar estos programas desde el ordenador, algunos de los más recomendados son:  AngryIP y Wireless Network Watcher. En cambio, si hace ya tiempo que te has pasado al smartphone o a la tablet, también hay herramientas que permiten detectar intrusos en tu red WiFi a través de ellos. Alguna de las que pueden resultar muy sencillas en su manejo es Fing. Tienes versiones disponibles para  Android e iPhone.

Ahora que has seleccionado la aplicación con la que vas a descubrir quién te roba el WiFi, solo tienes que pulsar en el botón de ejecutar el análisis. A partir de ahí aparecerán todos los dispositivos conectados a la red en casa. Puede ser un móvil, una impresora, un ordenador o incluso una Smart TV. Generalmente te aparecerá el nombre del fabricante, con lo que podrás saber cuáles son los tuyos y cuáles los que se han colado sin tu permiso. A partir de ahí, habrá que pensar en mejorar la seguridad de tu red.

Mejora de la seguridad

Si quieres expulsar a ese vecino que te roba el WiFi de tu casa de la red de Internet y que no vuelva, has de entender cómo funcionan las apps más genéricas que le han dado acceso a tu conexión. La mayoría utilizan los nombres tipo de las redes de las principales telefónicas para averiguar la contraseña. Por ejemplo Movistar 1234. Entonces, lo primero es configurar tu red WiFi para que no aparezca un nombre genérico. Puedes ponerle el que tú quieras personalizándolo para ser más difícil de hackear.

El siguiente paso es mejorar la seguridad de la contraseña. Nunca debe ser inferior a 14 caracteres. Y lo ideal es que se incluyan mayúsculas, minúsculas y números. Cambiando todos estos parámetros en tu conexión les resultará mucho más complejo colarse y seguir robándote el WiFi.

Identificado el ladrón, puesto el trato en la mesa

Sin embargo, puedes utilizar esa situación en la que descubres que uno de tus vecinos te roba el WiFi para ahorrar en la economía doméstica. Aunque parezca contraproducente, no habría nada de malo en intentar llegar a un trato con el supuesto ladrón. Si él realmente quiere conexión y no la tiene en su casa, podría ahorrarse mucho dinero si paga la mitad de tu factura. Así, conseguirás tú también pagar menos. Aunque esto es lo ideal, hay que tener en cuenta que en conexiones rurales, dónde la cobertura es baja y la velocidad es lenta, podría resultar contraproducente para ambos. Sin embargo, si tienes un ADSL potente o una fibra instalada en tu piso, es lo mejor que puedes hacer.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...