Si se regulase mejor la potencia de la luz, todos los consumidores ahorrarían

Aprende de qué forma regular la potencia de la luz te permitirá ahorrar en costos de energía.

Regular la potencia de la luz te ayudaría a ahorrar

Ahorrar en la potencia de luz resulta una de las principales armas del consumidor inteligente. De hecho, aunque no lo creas, el conocer lo que representa este indicador favorecerá el que las facturas mensuales te resulten más llevaderas.

Sea en cualquier época del año. Navidad, verano, primavera. Lo importante es siempre tener consideración de la potencia de luz para tener el máximo control en los recibos. Poner la calefacción o encender alguna que otra luz no representará tan considerable.

El que tu factura eléctrica baje de nivel es posible. ¿Cómo? Conociendo las variables en cuanto a potencia de luz refiere. Descuida, en pocos minutos podrás saber el verdadero poder detrás de este, y cuánto beneficio podrá representar para tu bolsillo.

¿Qué es la potencia de luz?

La potencia de luz es la cantidad de energía producida o consumida por una unidad de tiempo específico. Tiene relación directa con la energía ya que esta es la capacidad que se tiene de realizar un trabajo, en este caso, iluminar.

Ahora bien, en el caso de la factura eléctrica, la potencia de la luz es equivalente a la velocidad en la que se consume la energía, la cual se basa en una unidad de medida llamada Watts.,

Al momento de revisar la factura es posible que en lugar de Watts te consigas con la unidad de kilovatios, o kW. Esta misma cifra estará junto al precio en euros que tiene cada kW de energía consumida.

Formas inteligentes de controlar la potencia

Entre las maneras comunes de ahorro siempre encuentras apagar las luces o desconectar aparatos que no estén en uso. Ahora bien, si queremos hacer un cambio significativo en la factura de luz, no siempre podremos estar utilizando menos para pagar poca cantidad.

La mejor manera de controlar la potencia y así generar un ahorro representativo es reducir la potencia de la luz. Es un costo fijo por lo que siempre hemos de pagar lo mismo. Hay que evitar sobrepasarse.

Si tenemos un caudal de 5.75kW y pagamos 18.23 euros por mes, libre de impuestos, ¿por qué no mantenernos a un margen de 4.6kW y así pagar 14.58 euros mensuales? La diferencia de 44 euros al año resulta notable cuando terminas agregándole impuestos.

Elige solo la necesaria

Para elegir el rango de potencia necesaria a pagar es otro consejo importante. Te mantendrá en un margen útil para pagar a fin de mes, sin que represente un sacrificio de tus actividades.

Con paciencia podremos lograrlo. Debes medir la electricidad que requieren tus aparatos, y sumarla para obtener la estimación de potencia de la luz. Así sabremos que contamos con lo necesario y, por lo tanto, pagaremos justo lo que usemos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...