¿Se puede reducir aún más la factura de la luz? Los secretos que no te han contado

Para ahorrar en la factura de la luz deberás reducir la potencia contratada, cambiar a una tarifa que te compense como la de discriminación horaria y usar un termostato. Además, usa bombillas de LED y ojo con el stand-by

Reducir factura luz

La factura de la luz es un tema que trae de cabeza a muchas familias. Por ello, mucha gente ha probado de todo, como cambiar de compañía, usar electrodomésticos con eficiencia energética o apagar la luz cuando no se usa.

Aunque estos trucos funcionan, hay formas de ahorrar aún más en la factura de la luz. Hoy vamos a ver todos los secretos que no te han contado sobre este tema.

Trucos para ahorrar en la factura

Lo primero es recordar un viejo truco de «la abuela» que a veces se nos pasa por alto. Toda la vida nos dijeron que los electrodomésticos en stand-by gastaban luz, pero últimamente parece que se ha olvidado, pues se vuelve a ver televisores y otros aparatos en este estado.

Un aparato en este estado sigue consumiendo, es más, se dice que consumen un 10% extra en la factura con respecto a su consumo habitual. Por ello, lo mejor es comprar una regleta para cortar la corriente cuando no los estés usando.

Aunque la mayoría de las bombillas nuevas que compramos ya son de LED, todavía nos quedan algunas antiguas que son incandescentes. Estas bombillas pueden estar haciéndote gastar mucho más dinero y no deberías esperar a que se rompan para cambiarlas. La bombilla de LED gasta hasta un 80% menos que las habituales.

Si tienes calefacción eléctrica, hay muchas posibilidades de que el mayor gasto sea ahí. Si no quieres pasar frío pero quieres ahorrar, lo mejor es un termostato, el cual puede regular la temperatura y ahorrar bastante todos los meses. Si aún te parece poco ahorro, puedes comprar una estufa de gas butano, la cual dará calor y es mucho más económica.

Finalmente, vamos a revisar la tarifa, pues no importa tanto la compañía, sino la tarificación que tengas. Si te gusta trasnochar y no sueles hacer vida por la mañana, la tarifa de discriminación horaria es perfecta para ti. En esta tarifa la luz vale menos por la noche, hora del día en la que puedes aprovechar para poner el horno, la lavadora y los electrodomésticos que más gasten.

Además, puedes reducir la potencia contratada al mínimo. La mayoría de personas no necesitan más que la potencia mínima, la cual marca la cantidad de electrodomésticos que puedes usar a la vez. Ahorrarás mucho dinero todos los meses con la potencia al mínimo, aunque debes tener cuidado al poner a la vez el horno, el calefactor y otros electrodomésticos de alto consumo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 2,00 de 5)
2 5 4
Loading ... Loading ...