Cuándo y cómo hacer un cambio de compañía en tu factura eléctrica

El cambio de compañía eléctrica es casi siempre motivo de dudas. Hoy vamos a mostrarte algunas cosas que debes saber antes de plantearte cualquier opción.

Some light bulbs only one is glowing. Concept image for having an idea.

La factura de la luz es uno de los problemas más importantes con los que se encuentra la economía doméstica a la hora de llegar a final del mes. Pese a las muchas reformas que ha sufrido el sistema eléctrico español, el coste sigue siendo muy elevado para muchos. Además, las opciones para pagar menos se reducen por la cuota fija referente a la potencia de la luz en una vivienda. Pero justo ahora, antes de terminarse el año, las empresas suelen ofrecer una batería de ofertas para cambiarte de compañía. ¿Te convienen?

Lo primero que debes saber es que solo puedes cambiarte de compañía eléctrica si eres titular del contrato. Es decir, si eres un inquilino que no tiene la factura de la luz a su nombre, te resultará imposible acogerte a estas ofertas. En esos casos has de pedir permiso a tu casero para que sea él quien lo tramite. A expensas de eso, no siempre te conviene hacer un cambio de compañía de luz, y a continuación vamos a explicarte por qué decimos esto.

Cambiar de compañía o de tarifa eléctrica: cuidado con las permanencias

Lo primero que hay que tener en cuenta antes de cambiar de compañía eléctrica o cambiar de tarifa es si se tiene o no permanencia. Pese a que las permanencias son algo muy conocido en el mundo de la telefonía y los móviles, no son tan habitualmente conocidos en el mundo de la electricidad. Sin embargo, una gran parte de los consumidores los tiene. Por lo tanto, si quieres cambiarte de tarifa dentro de tu misma empresa de luz, o si quieres pasarte a otra compañía eléctrica, tienes que revisarlo bien porque podría tener un sobrecoste para ti que a lo mejor no te compensa.

Lo que necesitas para cambiarte de compañía eléctrica o de tarifa

Para cambiarte de compañía eléctrica, además de ser titular del contrato, tienes que tener a mano una factura. Lo más importante en ella será el número de CUP que te identificará como usuario de la red eléctrica. A partir de ahí, es un mito que te vayas a quedar sin electricidad mientras se produce el traspaso de los datos. De hecho, las compañías que comercializan (o que cobran) la electricidad son diferentes a las distribuidoras. Por lo tanto, no hay peligro de que te quedes sin luz en tu vivienda al tramitar un cambio en tu factura de la luz.

Cambiar de compañía eléctrica: no todo es oro lo que reluce en las ofertas

Las ofertas de libre mercado de las compañías eléctricas no son siempre la mejor de las soluciones para los hogares. De hecho, suelen plantear un precio mejorado para un tiempo muy breve. Y es que, con la actual reforma de la luz el precio de la electricidad cambia cada dos por tres. Esto convierte al mercado eléctrico en algo realmente cambiante. Y, por lo tanto, para tener la mejor tarifa del mercado en cada momento, hay que tener una tarifa que no tenga permanencia y revisar constantemente las ofertas. Un asunto bastante complejo, pero que sí produciría el ahorro que muchas familias quieren. Sobre todo si se gana la batalla a la letra pequeña de las permanencias de la mayor parte de las empresas comercializadoras.

Atención a las tarifas planas y su letra pequeña

Otra de las cuestiones que deben preocupar a los usuarios es precisamente la de las conocidas como tarifas planas de la luz. Con ellas, puedes pagar lo mismo de electricidad durante todos los meses. El problema es que para contratar una de estas tarifas tienes que negociar el tramo fijo mensual con la empresa, y éstas casi siempre te obligan a estar un nivel por encima de lo que realmente consumes. Aunque a final de año se rinden cuentas, éstas se hacen para ver si has pagado de menos, pero no te devolverán lo que has pagado de más. Así que, mucho ojo, pueden ser estables, pero no son siempre lo más adecuado.

Teniendo en cuenta todo esto, yo no creo que sea mejor quedarse con la oferta que se tiene. Como te digo en todo lo demás, lo ideal para conseguir el mejor precio en la electricidad es comparar. Hay que comparar, comparar y comparar para dar en el clavo y conseguir la oferta más interesante. Eso sí, hay que hacerlo bastante a menudo porque el coste eléctrico es muy variable en la actualidad.

Foto: © magann

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...