7 trucos para ahorrar en casa con el frío y la calefacción

El ahorro en invierno es un tema bastante complejo. Sin embargo, los trucos que te proponemos hoy te ayudarán a gastar mucho menos esta temporada en la factura de la luz.

calefaccion

La llegada del invierno es para muchos un verdadero dolor de cabeza en cuanto al control del gasto. Lo cierto es que la factura de la luz o la del gas puede llegar a dispararse cuando hablamos de intentar mantener una temperatura en casa agradable con las bajas temperaturas que se registran en el exterior. Aunque en nuestro blog de ahorro A Fin de Mes te hemos hablado en muchas ocasiones de consejos para reducir tu factura de la luz de forma definitiva, pero creo que conviene recordar algunos de los que tienen que ver con la calefacción y añadir otros nuevos que han llegado para quedarse gracias a la tecnología.

Los trucos que te mostramos hoy para intentar ahorrar dinero en el consumo de tu casa relacionado con la calefacción de gas o eléctrica no requieren en la mayoría de los casos de una gran inversión. Sin embargo, en aquellos puntos en los que te recomendamos apostar por la incorporación de nuevas tecnologías o añadir nuevos electrodomésticos más eficientes pueden salirte mejor de precio si tienes una cobertura del hogar que cubra este apartado. Sino, siempre puedes echar un vistazo a las ofertas de los grandes centros del hogar o de outlets y convertirte en un manitas para la instalación.

Consejos para no pagar de más por la calefacción en casa

Dependiendo de la energía que utilice tu calefacción, el coste de la factura va a variar sin que puedas hacer nada. Por ejemplo, el precio de la luz se ha encarecido de forma dramática mientras que el coste del gas ha bajado. Además, la reforma eléctrica ha introducido una normativa que impide al consumidor ahorrar en la potencia, algo que antes no se penalizaba de este modo. Si tu calefacción es de gas, estás de enhorabuena porque te está saliendo mucho más rentable. Pero los consejos que vienen a continuación aplican en ambos casos. ¡Toma nota!

  1. Aislamiento: el correcto aislamiento de una vivienda influye mucho en el consumo eléctrico. Además, es importante revisar puertas y ventanas para que no se escape el calor que tanto dinero te cuesta generar y que estás procurando reducir en tu factura sin que se note en la temperatura de tu casa.
  2. Aprovechar la luz del sol: la luz del sol, aunque no tenga la misma temperatura que alcanza en verano es importante para fomentar el ahorro en el invierno. Abrir las persianas y ventilar la casa al mediodía cuando la temperatura es más alta te ayudará a que la temperatura de la casa mejore y te cueste menos después, durante la noche, calentarla.
  3. Encender la calefacción en el momento adecuado: planificar el encendido de la calefacción en casa es clave para lograr una buena temperatura con el menor gasto. Si usas un temporizador o algo similar podrás tener calor en casa nada más llegar. Te sentirás muy a gusto y podrás apagarla tras una o dos horas evitando el consumo excesivo.
  4. Acumuladores de agua caliente: son una estrategia que funciona para ahorrar dinero en el uso del agua caliente, y que incrementa el ahorro para aquellos que tienen las tarifas nuevas con contador horario si se programan para utilizarla durante esas horas en las que la electricidad cuesta menos. Sin embargo, también requieren una inversión en el hogar.
  5. Invertir en productos de bajo consumo: el bajo consumo del hogar implica también contar con los electrodomésticos adecuados. Como cuando hablamos de ahorro energético en invierno casi siempre nos referimos a la calefacción, tener una caldera adecuada puede reducir tu factura en un 50% con respecto a lo que pagas ahora. Eso significa que conseguirás desquitar el precio en un tiempo récord. Es cierto que son elementos costosos, pero también es verdad que no se puede estirar su vida útil durante mucho tiempo sin que se note en la factura. Si la tuya tiene 10 años, ha llegado el momento de plantearse el cambio.
  6. Incorporar sistemas electrónicos de control del gasto: la domótica actual permite controlar todos los electrodomésticos y electrónica de la casa desde el móvil. En ese sentido, deberías plantearte incorporarlos a tu hogar para beneficiarte de lo que supone tener bajo control un gasto que a veces es el llamado fantasma y que, en otras ocasiones ocurre por haberse dejado olvidado algo encendido.
  7. Utilizar termostatos inteligentes capaces de regular las temperaturas adecuadas: aunque se trata de productos que tienen todavía un coste elevado, los hogares que los incorporan no solo se benefician de los últimos avances de la domótica sino que consiguen un importante ahorro que les compensa la inversión. Si en tu caso no tienes un presupuesto adecuado, esperar un par de años puede ser la solución si quieres que estos productos te cuesten menos. Eso sí, dejarás de ahorrar con esta técnica durante todo ese tiempo.

¿Hay algún otro truco que utilices en tu hogar para reducir la factura en invierno?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...