Los trabajadores de Ikea explican a los clientes sus problemas al abrir los domingos

Aunque para muchos es un alivio que abran las grandes superficies en domingo, los contratos laborales de este tipo no tienen en cuenta las necesidades de los trabajadores

Ikea muebles

La verdad es que los fines de semana son para muchos sagrados. Y sobre todo en tiempos de crisis, en los que buscamos planes familiares con los que pasar por ejemplo la tarde de domingo sin que nos suponga una gran cantidad de dinero, la apertura de los centros comerciales es una idea de lo más atractiva. Sin embargo, y aunque como cliente siento que cada vez que anuncian la apertura los domingos es una buena opción, si lo veo por el lado de los trabajadores, tal y como está la situación laboral en España la verdad es que la cosa no es nada simple, y ellos lo pasan realmente mal.

Precisamente en ese sentido, los trabajadores de Ikea han pensado que quizás explicándonos el tema a aquellos que buscamos en la tienda una fórmula de ocio el fin de semana y de paso un lugar en el que hacer compras pequeñas para la casa a precios low cost mientras pasamos la tarde, puede que entendamos que lo que para nosotros es algo que está bien, a cambio ellos están pasando unas de las peores penurias que tampoco pueden llevar a gritos por el hecho de que los niveles de paro no están como para cambiar de trabajo libremente.

Eso quiere decir que probablemente si has ido a Ikea el fin de semana, puede que te hayas encontrado por casualidad a algunos de sus trabajadores ofreciendo información sobre lo que supone que trabajen el domingo. Las horas extra que tienen que hacer, el coste familiar que eso les supone a ellos, y sobre todo, lo mal que está la situación como para cambiar de trabajo en el caso de que tu razonamiento sea el de “si no le gusta que busque otra cosa”.

De momento, la protesta parece estar funcionando bastante bien, y algunos clientes han asegurado que se sienten convencidos de que lo que reclaman los trabajadores es lo justo y que si todos los clientes Ikea optasen por ir otro día de la semana a los centros comerciales, aprovechando los amplios horarios de apertura o el sábado por la tarde, cuando generalmente no se trabaja, Ikea tomaría la decisión de evitar estos tragos para los trabajadores que no pasan por su mejor momento. Yo sin duda me apunto a ir a Ikea otro día. Al fin y al cabo entre ahorradores también se aplica el hoy por ti, mañana por mi ¿o no?

Vía: El Economista

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...