Los consumidores vuelven a confiar en España

La confianza de los consumidores españoles estaba en niveles bajo mínimos, pero parece que ahora empieza a mejorar de forma considerable, los mejores desde marzo de 2012

consumidores

El indicador de confianza del consumidor es probablemente una de las mejores maneras de entender lo que los españoles ven a su alrededor en cuanto a la situación económica propia y la de los demás. Sin embargo, si solo le tuviéramos en cuenta a él, podríamos decir sin lugar a dudas que España no va nada bien. La cifra lleva en caída libre desde principios de 2012, y en mayo dio uno de los batacazos históricos. Sin embargo, parece que el mes de junio con los anuncios del descenso del paro, la mayor contratación y la llegada del verano y apertura de la temporada turística, las cosas han mejorado de forma notable.

La confianza del consumidor se sitúa ahora en los 61,8 puntos, que frente a los 50,8 hasta los que cayó en el mes de mayo son sin duda toda una buena noticia. Pero como casi todo lo que tiene que ver con ser positivos al interpretar cifras de salida de esta crisis y de mejora de la situación económica, tenemos que usar la prudencia como vara de medir. Y no es que le quiera aguar la fiesta a nadie, sino que todo indica que la mejora es pasajera, sobre todo dada por el verano y por las mayores contrataciones temporales por el sector turismo.

Y es que mientras los españoles consideran que su situación ha mejorado considerablemente y que el mercado les inspira más confianza, no creen que el futuro vaya a ser mejor. Esto lo sabemos porque nada menos que un 42,8% de los encuestados considera que la situación de cara al futuro no mejorará, y que sus posibilidades de ahorro serán peores.

Precisamente otro de los indicadores que nos da a entender que la percepción es mejor pero tan solo temporal es que en la encuesta de confianza de los consumidores para España en junio nada menos que un 25,6 % de los encuestados declaró que le resulta difícil llegar a fin de mes, necesitando préstamos o sus ahorros para lograr cerrarlo sin números rojos. Eso sí, los que llegan justos a final de mes, es decir, que no han necesitado tirar de ninguna de ambas cosas, pero que tampoco han podido ahorrar han pasado del  46,1 % a un 43,8 %, una mejoría leve, pero mejoría al fin y al cabo.

Dadas las circunstancias de España deberíamos tener en cuenta lo que pase a partir de septiembre, que será cuando termine la euforia del verano y las contrataciones temporales.

Vía: El País

Imagen: Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...