La brecha social española; la que más preocupa de toda Europa

Los recortes, el desempleo y la falta de incentivos se han cebado con los más pobres. De hecho, la brecha social española es la que más preocupa de toda Europa.

desigualdades

Pese a que muchos cantan y gritan una salida de la crisis por la buena acogida de la bolsa y de los mercados de deuda, así como de la bajada de la prima de riesgo; lo cierto es que la brecha social española es la que más se ha abierto paso con la crisis en Europa y es la que más preocupa tanto en términos del continente como de cara a los organismos locales que atienden a los más necesitados. Los índices de pobreza en España están por las nubes, y las ONG no dan crédito a lo que nos ha ocurrido como país.

No son casuales las fotos de gente rebuscando en la basura. Ni tampoco las de familias completas que se suponía pertenecían a la clase media y que por una hipoteca y un mercado laboral que les arrastró al paro están ahora en comedores sociales intentando que sus hijos no pasen hambre. Los titulares de prensa de niños que llegan al colegio sin comer, o de mujeres que pierden el sentido tras una jornada laboral de búsqueda de empleo sin apenas llevarse alimento a la boca son el pan nuestro de cada día. Y por el momento, la solución por parte del Estado ha sido nula.

En una escala en la que se mide la desigualdad, que si bien no es lo mismo que pobreza pero implica que la parte más baja de la pirámide social pueda caer en el riesgo de ésta, en la que el 1 es desigual y 0 igual, España encabeza una vez más los rankings europeos con un 0,35 de variación entre 2007 y 2012. Es decir, somos el país que más desigualdades ha sembrado en su sociedad. Teniendo en cuenta los ajustes que se llevaron a cabo en otras economías, sobre todo en las rescatadas, nos damos cuenta de cuán brutales han sido los nuestros.

De hecho, para la misma escala, la variación de Grecia, Irlanda o Portugal resulta negativa, lo que supone que sus sociedades, aún a pesar de la crisis, de los rescates y de los recortes, se han vuelto más iguales que desiguales, justo lo contrario de lo que ha ocurrido en España. El FMI al respecto aconseja la preferencia de impuestos directos que son capaces de redistribuir la carga en clases, sobre los indirectos, que aplican a todos por igual. Así como una clara apuesta por políticas de protección social. A la vista de los resultados, en España suspendemos con creces.

Imagen: Bdext

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...