Estos son los gastos que genera el nacimiento de tu primer hijo

El primer hijo es el más esperado, pero también el que más cuesta. Además de los gastos típicos en pañales y ropa, debes tener en cuenta los posibles gastos que te genere a ti, además de los que generará cuando crezca

gastos primer hijo

Muchas personas sueñan con ser padres por primera vez. Un bebé trae alegría a la casa y suele ser algo precioso, aunque también tiene sus sacrificios.

Además de tener que cambiar pañales y dormir poco, también tendrás que enfrentarte a gastos que no conocías.  Vamos a ver cuáles son esos gastos que te esperan con tu primer hijo, algo que te permitirá anticiparte a ellos y tener una buena salud financiera.

Gastos que produce el primer hijo

Los gastos más típicos y que todo el mundo suele tener en cuenta es el gasto en comida, pañales y ropa. Generalmente todos conocemos estos gastos y es fácil anticiparse a ellos. De todos modos, deberías hacer el cálculo para evitar sorpresa, pues dependerá mucho de la zona en la que vivas.

Eso sí, hay algunos gastos que no se tienen en cuenta. Por ejemplo, la madre puede tener nuevos gastos en ropa al haber subido de peso o incluso tener que ir a terapia por la depresión posparto.

Cuando los niños van creciendo, los gastos van variando y se deben tener en cuenta. Por ejemplo, empiezan a tener actividades extraescolares, hay que apuntarlos a la guardería, hay que hacerles regalos de navidad o comprarles helados y juguetes. Todo eso serán gastos que irán sumando y se deben tener en cuenta. También ten en cuenta los canguros y cuidadores.

En España tenemos sanidad pública, así que no debes preocuparte del tema de las facturas médicas, las vacunas y demás gastos médicos. Eso sí, hay otros gastos que no se cubren, como por ejemplo el dentista o el oculista. Si el peque tiene problemas de este tipo deberás tenerlo en cuenta para evitar sorpresas.

En cualquier caso, debes crear un fondo aparte para los gastos imprevistos. Por ejemplo, puedes reservar unos 300 euros mensuales para este tipo de gastos, los cuales se queden ahí por si ocurriera cualquier cosa.

Además, los niños deberían ir empezando a ahorrar desde que son pequeños. Si somos buenos padres querremos lo mejor para ellos, así que abrir una cuenta de ahorros y depositar algo de dinero para ellos todos los meses será una buena idea para que tengan un mejor futuro.

Eso sí, como el niño no genera sus propios ingresos, serás tú el que deposites el dinero. De este modo, lo debes tener en cuenta como un gasto más que tendrás que hacer todos los meses.

Finalmente, los niños crecerán y se convertirán en adolescentes, teniendo otros gastos que también deben considerarse. Además de ropa nueva, ordenadores, material escolar y videojuegos, también hay que considerar los viajes y obviamente el dinero para estudiar fuera e ir a la universidad si ellos quieren. Aquí el gasto puede multiplicarse, así que ahorrar para la universidad desde que son pequeños será una gran idea.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...