Consejos para ahorrar en tu factura eléctrica cuando hagas uso del aire acondicionado

Ubicación de la casa, del aparato, exposición al sol o estado de los conductos son algunos aspectos clave para conseguir un menor consumo del aire acondicionado en casa

ac

Es fácil acostumbrarse a la utilización del aire acondicionado en el entorno del hogar, especialmente en momentos del año en los que la temperatura resulta poco soportable sin la ayuda de este sistema de climatización. No obstante, es importante tener en cuenta la necesidad de seguir una serie de consejos que permitirán ahorrar en el consumo de la factura eléctrica y al mismo tiempo apoyar al medio ambiente.

Gracias a la información que proporciona Habittalia podemos saber cómo actuar para poder optimizar el aire acondicionado y ahorrar. El primer consejo a tener en cuenta es la relevancia de tener la casa aislada mientras el aire acondicionado se encuentra activado. Es recomendable no abrir ventanas y tampoco puertas de manera excesiva, sobre todo si el aire acondicionado está activado en zonas determinadas de la casa. El consumo puede reducirse incluso en un 25% si se mantienen bien cerradas las habitaciones. Por otro lado, cara a la optimización y gasto de energía en el aire acondicionado, también es recomendable no activarlo cuando la casa se encuentre vacía.

Dentro de los consejos a seguir, es preferible que el aire acondicionado no se encuentre cerca de una entrada directa de sol. En las horas en las que el sol brilla de manera más intensa puede recibir un problema por la fuerza de este, por lo que es bueno utilizar toldos que refugien la casa de su impacto. A la hora de buscar el mejor lugar donde colocar el aire acondicionado es un objetivo clave no situarlo cerca de fuertes núcleos de calor, como equipos eléctricos que desprendan un exceso de energía, como pueden ser ordenadores o televisiones.

El manejo correcto de un aire acondicionado por conductos permite a las familias disfrutar del máximo ahorro en su factura sin que suponga un problema o esfuerzo elevado en el día a día. Es importante que el termostato esté regulado de manera correcta dentro de una temperatura que se mantenga ajustada en los estándares oficiales. Una vez definida una temperatura ideal para la configuración del aire acondicionado se recomienda no variarlo para no sufrir el aumento del gasto en la factura.

Las estadísticas indican que cada grado que se modifica la potencia del aire acondicionado puede llevar a sufrir un aumento del consumo de nada más y nada menos que el 10%. La temperatura más recomendable se encuentra encajada entre los 22 y 24º C. Al mismo tiempo, al mantener siempre el mismo rango de temperatura, la casa no resultará difícil de enfriar cada vez que se encienda, lo que también  ayudará a producir ahorro energético.

Sin demasiados problemas y siguiendo las indicaciones realizadas con estos consejos es muy fácil lograr una correcta optimización del aire acondicionado y así reducir el importe de la factura. Será la mejor manera de disfrutar de una temperatura adecuada en casa sin tener que preocuparnos del bolsillo.

Foto: BrooklynJohn

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...