Así tu nevera puede gastar menos dinero

Utilizar tu nevera de manera eficiente te permitirá reducir los costos de tu factura a final de mes.

Tips para que tu nevera no gaste tanta energía

Tal vez no te has puesto a pensar en ello, pero un uso poco eficiente de tu nevera puede implicar un gasto de dinero por concepto de consumo de energía eléctrica.

De todos los aparatos eléctricos que están presentes en una casa, la nevera es la consume más energía. Aunque el gasto no se produce por potencia, se produce porque permanece todo el tiempo en funcionamiento, a diferencia de otros electrodomésticos que requieren más potencia, pero no están activos todo el día.

Hoy te damos algunas recomendaciones para que optimices el uso de tu nevera y así disminuyas el gasto en el pego de tus facturas de energía eléctrica.

No tan baja temperatura

Asegúrate de que la nevera no esté por debajo de los 6 grados centígrados y el congelador debe mantenerse en -18 grados centígrados. Con esta simple medida te aseguras de que el aparato funcione correctamente, garantizando la conservación de tus alimentos, pero sin necesidad de que trabaje en exceso.

Ten presente que cada grado adicional de los que te hemos indicado supone un aumento de 5% del gasto energético.

Que tu nevera no comience a parecer a un iceberg

Cuando tu congelador tiene una capa de hielo que supera los 5 milímetros, ocurren dos cosas negativas. La primera es que el aparato va perdiendo su capacidad de funcionar correctamente; la segunda es que aumenta el gasto de energía.

En otras palabras, cuando se comienza a armar hielo en tu congelador, la nevera gasta más energía, pero no funciona bien. En términos numéricos, veras esto reflejado en un aumento de al menos 30% en tu factura de electricidad.

La solución es simple. Cada cierto tiempo, desenchufa la nevera para que se descongele y trabaja con normalidad.

Una nevera más pequeña

Muchas personas tienen neveras enormes que permanecen con grandes vacíos. Si este es tu caso lo que debes hacer es cambiarla por una más pequeña. La situación es tan simple como que si tu nevera es más grande necesitará más energía.

Actualizar la nevera

Otra manera de reducir los gastos por la energía que utiliza la nevera es modernizándote. Las neveras más modernas tienes mecanismos más eficientes de consumo energético. Ve el reemplazo de la nevera por una nueva como una inversión, ya que a la larga te permitirá ahorrar.

Cierra la puerta

Cuando abras la nevera para tomar algo, asegúrate de cerrarla, aunque luego la tengas que volver a abrir.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...