Así puedes conseguir que tu nevera gaste menos

Te presentamos una guía rápida para reducir el consumo energético de tu refrigerador.

Guía para reducir el consumo energético de tu nevera

No todos los electrodomésticos tienen el mismo gasto de energía dentro del domicilio. Algunos pueden ocasionar un gran golpe para el bolsillo a la hora de pagar el servicio de luz.

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía ha afirmado que el lugar que consume una mayor cantidad de electricidad es la cocina.

Cabe destacar que este instituto es un organismo que funciona dentro del Ministerio de Energía. También menciona que únicamente la nevera, el horno y el lavavajillas representan más del 30% del gasto total. Lo que representaría al menos 300 euros.

En vista de esto, el presente artículo te brindará diversos consejos para que reduzcas el gasto de electricidad que proviene específicamente de la nevera.

No permitas que tu nevera se convierta en un congelador

La nevera es el electrodoméstico que consume mayor cantidad de electricidad de la casa, siendo este el de mayor potencia y el que permanece activo durante todo el día.

Entonces, el hecho de que el refrigerador sea el aparato que consume mayor electricidad de la casa nos permite llevar esto a término cuantitativos.

Solo este aparato, que tenemos todos en casa, consume el 19% de la electricidad. Si llevamos esto a cuánto es la cantidad que se paga únicamente por el uso del refrigerador, esto sería alrededor de uno 180 euros anuales.

Todo solo con el fin de mantener y preservar nuestros alimentos en buen estado a una baja temperatura. Ahora bien, una familia promedio de España cancela unos 1.000 euros según datos del IDAE.

Es así como el hecho de que gaste una energía desproporcionada no está relacionado al poder del refrigerador sino al tiempo que dura encendido que es, casi siempre, todo el día, durante los 365 días del año. Lo positivo es que este gasto descomunal se puede reducir.

1er consejo: mantén los niveles ajustados

El secreto está en la temperatura de la nevera. Lo recomendado es que mantengas el refrigerador a una temperatura cercana a los 6 grados y a 18 grados el congelador.

Si se baja demasiado la temperatura de la nevera, esta trabajará mucho más, y por tal razón consumirá mayor electricidad. Además que este aparato trabajará más forzado.

Cada grado que se le baje a la temperatura de la nevera hará que aumente el consumo de energía en un cinco por ciento.

2do consejo: no dejes que tu nevera se convierta en un iglú.

Muchas veces dejamos que en nuestra nevera se formen capas de hielo. Una capa de solo cinco milímetros puede reducir enormemente la eficiencia del refrigerador, haciendo que gaste mucha más electricidad para enfriar lo mismo.

Esto traerá como consecuencia que el monto de la factura aumente hasta en un 30% más. Por ello, te invitamos a que te armes de valor y desenchufes la nevera y realices su limpieza respectiva.

3er consejo: usa un refrigerador nuevo

Si tu economía te permite adquirir un refrigerador nuevo, te recomendamos que lo hagas. Esto puede reducir tu factura a 173 euros anuales.

Claro está, esto si posees una nevera que tenga más de 15 años de uso, dado que sus capacidades ya no son las mismas.

4to consejo: utiliza un refrigerador de un tamaño proporcional a tus necesidades

Para que puedas aprovechar una temperatura baja sin que esto afecte el monto de tu factura, lo ideal es escoger un refrigerador pequeño.

La regla lo indica así: mientras más grande es la nevera, mayor electricidad gastará. Por ello, elije un refrigerador que tenga el tamaño idóneo para lo que en efecto estás necesitando.

Asimismo, ubica tu refrigerador lejos de áreas con altas temperaturas. Por ejemplo, de hornos. También deja un espacio prudencial de unos seis centímetros entre la parte trasera de la nevera y la pared, a fin de que exista una buena ventilación.

5to consejo: la suciedad hará que el rendimiento disminuya y tu factura aumentará

Quitar el polvo de la nevera es ideal, en especial, de la parte posterior del refrigerador para tener una ventilación adecuada.

6to consejo: mantener la puerta cerrada

Reducir el monto de tu factura está simplemente en tus manos. Cuando vayas a buscar algún producto de la nevera o a tomar un vaso de agua, evita dejar la puerta abierta durante mucho tiempo.

Esta acción puede incidir en que tu factura disminuya hasta un 6%, según indica la Fundación de Ecología y Desarrollo.

Además, verifica que el refrigerador tiene las puertas bien cerradas. En ocasiones la nevera puede quedar abierta.

7mo consejo: en la temporada vacacional desenchufa

 Esto relacionado a cuando se acercan las vacaciones. Si te vas de viaje por un tiempo largo, limpia tu nevera, déjela vacía y desconéctala de la electricidad.

8vo consejo: Cuando vayas a adquirir un refrigerador nuevo, utiliza aparatos que tengan la etiqueta A+++

Este tipo de neveras son las más eficientes del mercado y hará que tu factura disminuya enormemente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...