El Banco Mundial de los pobres con sus propias condiciones

Las políticas llevadas a cabo por el Fondo Monetario Internacional no gustan ni en Europa ni en el resto de países, y quizás por eso el nacimiento del Banco Mundial de los países pobres pueda cambiar el paradigma económico actual

banco mundial

La verdad es que la crisis en la Eurozona está haciendo ver que ni en el continente más rico nos libramos de penurias. Por mucho que seamos una Unión Europea, y por mucho que se nos venda de que éramos parte del mismo club, tanto la Comisión Europea, como la troika, e incluso en Fondo Monetario Internacional han demostrado estar dispuestos a todo con tal de cumplir los que son sus propios objetivos. O sea, que no importa lo mal que lo esté pasando la gente, su gente, lo que importa son esos objetivos comunes que ellos mismos han discutido y que nunca le han preguntado a los ciudadanos. Precisamente todas estas condiciones son las que han hecho que muchos países se desliguen de todas estas estrategias, y parece que la cosa ahora va en serio, porque ha nacido el Banco Mundial de los pobres.

¿No sabes de qué estoy hablando? Pues en realidad se trata de una alternativa al Fondo Monetario Internacional, un Banco que sirva para ayudar a los países que lo funden en casos de necesidad, o cuando las cosas no vayan bien, así como podría ser un nuevo punto de encuentro para nuevos acuerdos entre ellos mismos. El Banco Mundial de los pobres con sus propias condiciones estará formado por los que ya se denominan por sus iniciales los Brics; Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica y sin duda en caso de que el proyecto se consolide pondrá en serias dificultades a la hegemonía de EE.UU como jefe del mundo y de la Unión Europea como potencia económica.

Aún así, y aunque puede que a nosotros nos acabe pasando factura, creo que es lógico que los países emergentes busquen sus propias vías de futuro, y sobre todo que se consoliden como economías en las que sus ciudadanos sean los grandes beneficiarios, y no al revés, en un modelo en el que sus ciudadanos son los perjudicados de una economía emergente que no acaba de emerger por las estrictas condiciones de organismos internacionales. Con los suyos propios, serán ellos los que coloquen las reglas del juego.

Y las reglas del juego pueden cambiar de forma muy importante, porque si ellos con su nuevo proyecto demuestran que pueden salir de ésta, más aún en países que no tienen una estructura social y de igualdad formada como en las naciones europeas, quedará aún más claro que las políticas que se están tomando con la crisis son las incorrectas y solo sirven para que el rico sea más rico, y el pobre más pobre. Sin duda, podríamos estar asistiendo a importantes cambios de paradigma en el mundo económico que conocemos

Vía: El Mundo

Imagen: Daquella manera

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...