El alquiler anti-deshaucios del Fondo Social es un fracaso

Parece que los organismos que creamos para combatir el problema de los deshaucios en la crisis no ha cumplido su papel y solo un 7% de familias se han beneficiado.

se alquila

Además de la burbuja inmobiliaria, de hipotecas sobrevaloradas y de tasas suelo que son ilegales y abusivas, en nuestro país todo ese boom de la vivienda ocasionó, y aún ocasiona que muchas familias se vean abocadas a perder la casa en la que viven, y en muchos casos, a quedarse sin opciones de techo. Lo cierto es que el ritmo de los deshaucios, con la negativa de la dacción en pago universal ha hecho que sean muchas las promesas que se intentaron llevar a la práctica, pero pocas las que hayan logrado su fin último. Y al parecer, el Fondo Social de viviendas para deshaucios ha sido una de esas que ha fracasado.

El alquiler anti-deshaucios del Fondo Social es un fracaso. Al menos así lo recoge el último informe que evalúa la actividad de este, y según la cual, solo el 7% de las viviendas de las que se disponen han sido entregadas en un formato alquiler social que varía según la renta de las familias. Es decir, que el resto de viviendas que en su momento sonaron como la solución definitiva al gran problema de los deshaucios se quedaron en una promesa sin más.

Para los lectores que no estén demasiado puestos en este tema, os comento que el Fondo Social se creó en enero de 2013 con el fin de suponer una solución a las familias que veían como la crisis y la falta de empleo, sumadas a las altas hipotecas del boom inmobiliario, les impedían pagar su hipoteca y se ejecutaba una orden de deshaucio. En total, se cedieron con este fin a este organismo, 5.891 casas por un total de 33 entidades financieras. Hasta la fecha, tan solo se han entregado poco más de 400 viviendas al cierre de 2013.

Está claro que con el número de deshaucios en aumento, y una situación más que precaria para las muchas familias que viven el drama del desempleo, no parecen demasiado coherentes los números y pese a que en realidad estas viviendas se encuentran a disposición del ente, los criterios de selección han sido tan duros que apenas se han podido distribuir entre los afectados. Eso sí, la publicación de la estadística al menos ha servido para una crítica al respecto, y ahora se cambiarán estos. Esperemos que al menos, sean más las familias que puedan acceder a este servicio, porque recordemos la vivienda es un derecho. Y el trabajo, otro.

Vía: El Economista

Imagen: me dais poca industries

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...