Divorcios; conoce las deducciones económicas que puedes tener

Aunque el divorcio en sí mismo es una experiencia traumática, cabe destacar que existen ciertas ventajas fiscales y deducciones a las que puedes sacar partido

divorcios

En realidad en España aunque pensamos que el divorcio es algo que siempre ha estado ahí cabe recordar que el poder separarse de la pareja solo se produjo cuando llegó la democracia. Es por eso que todavía muchos mayores lo ven como algo que no es natural, porque ellos no vivieron tantas libertades de poder hoy casarse y mañana divorciarse, sino que antes uno se casaba para bien y para mal, pasase lo que pasase. Sin negar que hemos avanzado muchos desde entonces, cabe destacar que la actual Ley del Divorcio española es bastante nueva, tanto que data de 2005, pero aún así presenta ciertas incongruencias que no siempre benefician a los que otrora eran cónyuges.

Y es que cuando toca hacer cuentas con Hacienda, además por supuesto de los gastos que ocasiona un divorcio, tanto los producidos por abogados como en el caso de las tasas en Justicia, que como sabes impuso el ministro actual, hay ciertas cosas a tener en cuenta y que en casi todos los casos acaban por beneficiar al cónyuge que se queda con los hijos y al mismo tiempo el que tiene una situación económica menos privilegiada. Y casi siempre, al menos en España, sigue siendo la madre.

Precisamente con la Ley del Divorcio se introdujo el concepto de pensión compensatoria, una especie de «finiquito» que se calcula en base a los años que ha estado viviendo junta la pareja y a las inversiones que han aportado el uno y el otro a la hora de realizarse como cónyuges. Al final, todo cuenta, y por lo general esta pensión se le atribuye a aquel que tiene menos en la actualidad y tiene preferencia el que se quede con los hijos si los hubiera.

Pero es que además, en Hacienda no podrás ya hacer la declaración conjunta, con las consecuencias que ello reporta. Y solamente el padre o la madre que tenga la custodia otorgada podrá hacerla teniendo en consideración a los hijos. De momento, con la custodia compartida no hay una fórmula para que ambos progenitores puedan de alguna manera deducirse los gastos que comporta tenerlos a cargo y solo uno de ellos puede hacerlo.

Vamos, que lo de divorciarse, además de ser un trauma psicológico y un cambio muy importante en tu vida, tiene consecuencias económicas, las cuales hay que tener muy en cuenta a la hora de no llevarse grandes sustos con Hacienda.

Imagen: allanpatrick

Vía: Consumer

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...