Aumenta el consumo de pan ¿Guerra de precios o economía de subsistencia?

Pese a que del asunto se ha hablado en reportajes largo y tendido, lo cierto es que muchos hogares compran más pan porque han eliminado productos más elaborados de la dieta básica

guerra pan

Muchas cosas hemos cambiado los españoles con la crisis. Es más, yo diría que demasiadas. Y muy probablemente, parte de todas esas cosas no vayamos a conseguir en realidad recuperarlas, porque se habrán convertido en una costumbre, muchas veces más positiva, otras, no tanto. Pero de entre esos cambios que han llegado a nuestras vidas sin pensarlo, el de los cambios en la alimentación ha sido uno de los que más se ha notado. Es más, el consumo de alimentos básicos, que otrora eran algo necesario pero no formaban parte del menú de forma exclusiva, ha crecido de forma exponencial.

Y si en nuestro blog de ahorro ya te habíamos contado que el consumo de patatas, de pollo, o de leche había crecido, descendiendo el de otros productos de la dieta clásica mediterránea pero que subieron su precio a las nubes, como el aceite de oliva, hoy hablamos de un tema que es portada de muchos diarios y que se ha convertido en un objeto de investigación desde distintos puntos de vista. Hablamos de la guerra del pan, aunque orientando el tema a la economía doméstica y preguntándonos si de verdad esa presión en los precios es la que hace que hayamos aumentado el consumo de este producto.

En realidad hay varios expertos que se decantan por creer que la guerra del pan y los precios por debajo incluso de los márgenes de ganancia hacen que el consumo de este producto de la dieta básica se aumente. Sin embargo, yo soy de la opinión de que pese a que el precio bajo, y las ofertas cada vez más tentadoras puedan suponer una pequeña ventaja de cara a aumentar la compra del pan, es más bien una cuestión de que el pan tiene un alto valor nutritivo, que gusta a todos, y que además es un básico de subsistencia los motivos que hacen que las familias lo compren en mayores cantidades, que una simple cuestión de ofertas alucinantes.

Es más, por poner el ejemplo antagónico, las patatas, otro de los alimentos básicos en la dieta de los españoles, han aumentado de forma considerable su precio. Y si la tesis anterior fuese correcta, deberíamos consumir muchas menos que antes. Sin embargo, el consumo de este alimento también ha crecido ¿Por qué? Porque resulta versátil, nutritivo, de la dieta básica y porque además, aunque haya subido seguimos pudiendo permitirnos mejor comprar patatas que otro tipo de alimentos más elaborados y más caros.

Vía: Cinco días

Imagen: afoncubierta

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...