Alquilar un piso es más fácil si se baja el precio del alquiler

El precio del alquiler de un piso influye de manera notable en lo rápido que se logra colocar en el mercado. En este caso te hablamos de las últimas estadísticas del mercado inmobiliario español.

se alquila piso

El mercado inmobiliario español pasó por una de las peores burbujas y dejó en la estacada a cientos de empresas y ciudadanos que en muchos casos aún a día de hoy sufren sus consecuencias. En parte, los deshaucios por hipotecas impagadas se deben a todo lo que ocurrió en el pasado, dónde los precios de la vivienda se inflaron y el empleo estaba en auge. Luego llegó la recesión, se destruyeron puestos de trabajo y los pisos valían mucho menos para los bancos que el precio por el que se había otorgado el préstamo hipotecario. Sin embargo, si las ventas de pisos se han resentido por todo ello, el mercado del alquiler también ha notado sus efectos.

En el caso de los pisos que sus propietarios quieren alquilar a inquilinos dispuestos a pagarles mensualmente una renta, nos encontramos con que bajar el precio es fundamental para encontrar a alguien dispuesto a pagar el alquiler. Hay otros trucos, como estar en una zona privilegiada, que apenas haya otros pisos de alquiler y la demanda sea alta, o el hecho de que se trate de un apartamento reformado o decorado de forma especial. Sin embargo, las estadísticas que te mostramos hoy y que recogen en Fotocasa en el último estudio indican que la mejor manera de alquilar es bajando el precio.

49% de propietarios que rebajaron su piso

Las estadísticas que te mostramos demuestran que la gran mayoría de los propietarios opta por rebajar el precio de la mensualidad que pide para lograr alquilar su piso. Los que lo lograron hacer, consiguieron que su vivienda tuviese un inquilino en 4,4 meses, algo menos que en 2013, dónde la media de alquiler para los que conseguían cerrar el contrato era de 4,7 meses. En ese sentido, parece que se ha notado una ligera mejoría. Además, el 90% de los arrendatarios que sí alquilaron su vivienda tardó menos de 6 meses en hacerlo.

Entre todos los que en 2014 encontraron un inquilino, el 49% de los encuestados aseguró que bajó el precio del alquiler. Pero ¿cuánto? Pues de media, en 2014, aquellos que consiguieron alquilar aplicaron una rebaja del 9,8%, que se traduce en unos 81 euros menos al mes. Si lo compraramos con el año anterior, nos encontramos que por aquel entonces los propietarios que alquilaron antes de terminar el año tuvieron que rebajar un poco más sus pisos (también porque costaban más) y rebajaron el precio en un 10,5%, lo que se traduce en unos 86 euros menos mensuales.

Los que no alquilaron

Pero no es oro todo lo que reluce, y cuando echamos un vistazo a los propietarios que en 2014 no consiguieron cerrar un contrato de alquiler nos encontramos con que el 28% de los encuestados que no logró alquilar su vivienda el año anterior, un 48% redujo el precio inicial un 12%, tres puntos por encima de lo que lo hicieron los que sí lograron alquilar. Eso significa que los pisos que no encontraron inquilinos y si sufrieron rebajas, bajaron de media 92 euros mensuales.

Con esto se demuestra que aunque alquilar es una labor que se supone tiene más demanda cuando nos referimos a una bajada de precio, no siempre una rebaja en el precio inicial solicitado se puede considerar como una garantía de alquilar el bien inmueble. Y sobre todo si hablamos de viviendas situadas en ciudades o lugares en los que la crisis haya hecho mucho daño con el desempleo, o dónde la burbuja haya dejado cientos de viviendas vacías ahora en manos de bancos que actúan como inmobiliarias, las cosas se complican para los que quieren alquilar.

La ayuda de un profesional

Lo que sí se nota en las estadísticas es que a veces por nosotros mismos no damos con el público más adecuado para que el alquiler sea finalmente fructífero. En el mismo estudio al que hemos hecho mención anteriormente, nos encontramos con que el 69% de los que no lograron alquilar su propiedad no contaron con ningún tipo de asesoramiento. Sin embargo, de los que sí alquilaron, tan solo un 33% recurrió a ayuda de terceros para colocar su inmueble en el mercado. En ese sentido, aunque sí que puede ser relevante pagar por este servicio, no parece que tenga una gran incidencia a la hora de conseguir que se firme finalmente el contrato.

Está claro que los tiempos de los alquileres que nos quitaban de las manos no son los de ahora, y que el precio es una variable realmente importante. Pero también lo son la localización, las reformas, la decoración y el hecho de estar en muchos sitios a la vez anunciado. Por eso, si buscas alquilar una propiedad cuanto antes, te recomiendo echar un vistazo a todos esos aspectos y apostar por canales online y offline para dar por fin con un inquilino para tu piso.

Imagen: ME DAIS POCA

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...