Sencillas pautas para comer sano sin arruinarte

Unos pequeños gestos o hábitos cotidianos nos puede hacer ahorrar dinero tanto en la cesta de la compra como en los productos básicos. Nada como seguir unas pautas en cuanto alimentación como para seguir comiendo sano sin arruinarte.

Por ejemplo para alargar más los alimentos y no tengamos que tirarlos porque se pasan de fecha,  si son huevos, cuécelos y así te duran una semana más. Si es carne macéralas con un poco de sal y un chorro de limón. Las verduras cuando empiezan a ponerse feas, las cortas en tiras muy finas y macéralas con una pizca de sal y el zumo de un limón. Así te durarán una semana más.

Por otro lado dedicar un par de horas a adelantar algunos pasos te supondrá un gran ahorro de tiempo. Pela y corta la cebolla, ajo, perejil y guárdalos en bolsitas en el congelador, te durarán más y cuando lo necesites para cocinar solo tendrás que sacarlo y listo. Puedes con ellos preparar sofritos o caldos y congelados.

A la hora de hacer la compra siempre hazlo con una lista elaborada en casa. Ir co un listado no solo te servirá para no olvidarte de ningún producto, sino también para ir directamente a buscar aquello que necesitas y, de paso, evitar las compras compulsivas y llenar el carro con cosas innecesarias y que nos supone una pérdida de dinero.

Es mucho más barato comprar a granel que comprar productos envasados o individuales. Por otro lado si encuentras una buena oferta, pero para ti la cantidad de compra mínima es excesiva, puedes recurrir a una amiga o familiar para comprarlo a medias.

Imagen | Polycart

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...