Frutas y vegetales que puedes comprar sin temor a que se estropeen

Si no quieres que se te acumulen los productos frescos por miedo a que se estropeen, pero al mismo tiempo quieres aprovecharte de las ofertas en estos, deberías tomar nota de frutas y vegetales que duran más que la media.

cebollas

Entre algunos de los consejos que hemos mencionado en los artículos sobre cómo ahorrar dinero en el supermercado, te recomendamos en alguna ocasión comprar con moderación, ya que ciertos alimentos, sobre todo los frescos, pueden tentarnos con ofertas que al final acaban por darnos problemas para conservarlos o para consumirlos antes de que se estropeen. Y si bien el congelador es uno de los mejores aliados para que muchas verduras se mantengan por más tiempo, e incluso para hacer pulpa de fruta que no pierda sus cualidades, si no quieres acudir a ninguno de los dos, deberías saber cuáles son las frutas y vegetales que duran y que puedes comprar sin preocuparte de que se estropeen.

En este caso, voy a mencionarte algunos de esos productos frescos que no tendrán demasiado problema si los compras en óptimas condiciones. Aunque tendrás que comprarlo pensando en el uso que le vas a dar, con todo estos, no habría gran dificultad en que se mantengan intactos por un mes, incluso un poco más si los guardas en la nevera. Así que si hay ofertas en el supermercado que crees que merecen la pena como para comprar en cantidades mayores que las semanales, deberías apuntarte a ellas.

Frutas y vegetales que duran más

  1. Cebollas: las cebollas son quizás uno de los vegetales que más duran. Si además las guardas en la nevera es muy probable que puedan estar allí más de un mes sin mostrar signos del paso del tiempo. En caso de que quieras que el trabajo sea más sencillo y asegurarte de que van a durar el máximo, también puedes conservar en bolsas la cebolla picada para sofritos y guardarla en el congelador. Así luego podrás preparar tus platos de forma más rápida.
  2. Zanahorias: se trata de otra de las hortalizas que mejor aguanta el paso del tiempo. Tanto para consumirlas crudas como para hacer con ellas guisos y sopas, las zanahorias que compres, si están frescas, durarán mucho tiempo sin problema. Eso sí, también puedes congelarlas en trocitos para preparar tus platos si prefieres olvidarte de su compra durante aún más tiempo.
  3. Patatas: si guardamos las patatas en un sitio seco sin que le de la luz, es muy probable que te puedas aprovechar de todas esas ofertas en las que se venden en sacos y aunque traen cantidades bastante elevadas, con el consumo de patata en la dieta mediterránea podrían estar muy bien si no se nos estropean. Con ese consejo, no se te estropearan en un mes. Además, si te gusta la comida rápida, congelando las patatas ya cortadas y peladas, tendrás en casa algo muy parecido a las típicas del McDonalds.
  4. Limones: se trata de una de las frutas que más tiempo puede conservarse sin estropearse. Tanto para hacer limonadas, como para sazonar comidas y ensaladas es el compañero ideal. Así que si los ves en oferta, no te preocupes por traerte unos pocos más de la cuenta, porque podrás estar seguro de que no se estropean fácilmente. Al igual que los anteriores, en la nevera, harás que duden más.
  5. Calabaza: la calabaza es una de esas verduras que nos permite hacer desde platos principales, pasando por sopas o incluso postres. Es por ello que resulta muy versátil tenerla en casa. Y si además sabes que no se estropeará pronto, tienes más razones para colocarla en tu lista de la compra del día a día ¿no te parece?
  6. Ajo: aunque existen variantes en las que puedes comprarlo listo para sazonar comidas, el fresco siempre es mejor. Más aún cuando se conserva perfectamente durante mucho tiempo si están bien secos. Además, si quieres, también puedes picarlo y congelarlo para tenerlo listo para cualquiera de tus platos en cualquier momento de apuro.

Como ves, son varias las frutas y vegetales que admiten una mayor compra de la necesaria permitiendo que te aproveches de las ofertas puntuales que lanzan sobre ellos los supermercados. En esos casos, el ahorro sí se da, ya que además de conseguir gastar menos porque aprovechas las promociones, te aseguras de que nada acabe en la basura por el hecho de haberte olvidado, o no haberlo tenido presente en el menú y que acabe estropeándose. En todo caso, para todos los demás productos, el congelador puede ser una buena solución cuando además de ahorrar dinero y evitar tirar comida, quieres también tener más tiempo para ti, o simplemente prefieres optar por platos rápidos para el trabajo.

Imagen: juantiagues

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...